29.- GABILONDO Y EL 11-M (III) – LA CÉLULA HERMÉTICA

Después del parón veraniego, volvemos de nuevo a la carga.

En el artículo anterior, a mi entender uno de los más importantes para acercarse a las claves ocultas del 11-M (lo puedes leer aquí), incorporé el audio donde se puede escuchar la extraña perorata que Gabilondo pronunció en la terrible mañana del día 11, a la que llamé la Gran Soflama. Como ya indicamos, Gabilondo está más que presumiblemente leyendo un texto, en algunos momentos con gran énfasis, con esa carga amenazante que solo una persona acostumbrada a “crear tensión”, como él, es capaz de anunciar…

El objetivo, la diana, estaba claro: el Gobierno del PP y sobre todo José María Aznar. ¿Pero quién estaba en la trastienda de ese texto fundamental para el devenir de los acontecimientos que configuraron la realidad virtual y procesal del 11-M? Aun siendo una ardua tarea, en la que es difícil vadear el terreno de la conjetura, intentaremos rastrear las pistas que nos puedan aproximar a ese arcano inextricable.

Para ello partiremos de una evidencia en sí misma. Nada de lo que dice un periodista relacionado con el terrorismo es ajeno a sus “fuentes de la lucha antiterrorista”, a sus contactos en el seno de las fuerzas de seguridad y de inteligencia. Los medios de comunicación son cántaros en los que las “fuentes” vierten sus contenidos: informaciones, globos sondas, scoops, desinformaciones o lo que sea. Tampoco deja de ser una evidencia que no necesita demostración las parcialidades que anidan en el seno de las fuerzas de seguridad, bien sean políticas o de cualquier otra índole, secta u organización, a veces tributarias de varias de ellas, como el famoso caso del nº 3 policial en esas fechas, Gabriel Fuentes, afín al PSOE y miembro del Opus Dei.

Pues bien, si volvemos al texto de Gabilondo nos encontramos que no se facilita ningún dato ni indicio sobre los atentados que permitan formular ninguna hipótesis al respecto. Nada. Y sin embargo, se da como segura la autoría etarra. Es un hecho de lo más singular y, como ya hemos sugerido en el artículo anterior, esto sólo es entendible si quien pergeñó ese texto conocía perfectamente la naturaleza de los atentados, independientemente de que estos hubieran sido realizados por la banda o por alguien que se hiciera pasar por ella, o cualquier otra combinación con este binomio.

Pero en vez de datos, lo que contiene el texto es una serie de referencias al pasado – aparentemente abstrusas- y líneas de acción para el futuro que el locutor está impeliendo a seguir. Digo abstrusas, porque el envoltorio enigmático en que están contenidas tienen la clara intencionalidad de pasar desapercibidas para todo aquel para quien no van destinados los mensajes, que no es otro que el Gobierno del PP. Todo ello exhala un tufillo inconfundible para quien ha leído informes u otro material clasificado -o en nuestro caso desclasificado- emanado de las covachuelas de ese mundo que conocemos como “inteligencia”.

Esto nos lleva inevitablemente a otro de los textos más enigmáticos que circularon el día 11, probablemente el más fundamental para el devenir del 11-M, asunto que traté a fondo en el capítulo XII de Las Cloacas del 11-M. Me refiero a la Nota que el CNI mandó al Gobierno a las 15:51 del mismo día 11 sobre la autoría de los atentados, desclasificada por el gabinete en funciones de Aznar el 20 de Marzo (la puedes leer aquí).

A los efectos que ahora nos ocupa, queremos destacar que la Nota presenta una serie de similitudes y coincidencias con el contenido de la Soflama de lo más revelador. Para empezar la apuesta inequívoca por la autoría etarra: «Se considera casi seguro que la organización terrorista ETA es la autora de estos atentados». Y esta apuesta se hace, al igual que en el caso de Gabilondo, sin datos fehacientes que lo avalen: «… a la espera de que la investigación policial extraiga datos concretos y concluyentes».

Otro de los aspectos coincidentes es el destinatario de las misivas. En el caso de la Nota, su carácter “clasificado” no necesita más explicaciones. En el de la Soflama, no reincidimos en lo ya expuesto en el anterior artículo que demuestra que todos sus mensajes y propuestas iban destinados al Gobierno –en concreto a la cúpula de Interior- y, por encima de todo, a José María Aznar.

Los paralelismos no se quedan ahí. Si se cotejan ambos textos se puede percibir una extraña complementariedad, como un mismo propósito perseguido por vías distintas. En la Nota, el CNI, aunque todavía no se sabe quién ha sido, demuestra un conocimiento sobre las intenciones últimas de la banda que cualquiera diría que la encarnara. No vamos a negar a estas alturas, como no lo hemos hecho, que la banda terrorista ETA estaba, y está, absolutamente infiltrada por las Fuerzas de Seguridad. Esa infiltración total, y la extraña manera con la que se le ha mantenido con vida -diríase que practicándole la respiración artificial: con sucesivas decapitaciones de las cúpulas y aparatos logísticos a los que sin solución de continuidad se les reponía al día siguiente-, legitimaban manifestaciones como las que hizo premonitoriamente Julio Anguita el 28 de Febrero de 2004, en vísperas del “operativo” de la Caravana de Cañaveras: «Yo, la verdad, cada día estoy más seguro que la ETA actual está teledirigida por las cloacas del Estado», o las que realizó en 2009 en el programa Sin Complejos de Luis del Pino: «Los servicios secretos, determinados poderes, han podido «ralentizar» su final… Eso lo dije, es una sospecha que tengo, y no me viene de una noche de lucha llena. Tengo personas que me han informado hace años, pero antes del 2004». Pues bien, con estos antecedentes, nos encontramos que el CNI en el apartado 6º de la Nota, el más importante de todos, le da al Gobierno una explicación sorprendente de los motivos y objetivos por los que ETA ha decidido llevar a cabo el magnicidio:

“La precaria situación de ETA y su entramado de apoyo puede explicar que hayan optado por un atentado de esta magnitud. Ni las próximas y multitudinarias manifestaciones de repulsa, ni la difícil situación en que coloca a sus organizaciones afines son un impedimento para que la dirección etarra haya decidido materializar esta acción criminal, persuadida de que pasado poco tiempo serán mayoritarias las voces a favor de una solución dialogada del «conflicto vasco», de modo que puedan conseguir algunas de sus reivindicaciones tradicionales”.

Como todo lo que emana del CNI, es necesario hacer una hermenéutica para poder vislumbrar sus designios ocultos. Lo primero que nos salta a la vista es una flagrante contradicción, aunque, como veremos, esta es solo aparente. ¿Cómo se puede pretender que con esa terrible acción, por mucho que ETA consiguiera llevar a su campo a los nacionalistas después del asesinato de Miguel Ángel Blanco (apartado 4), la banda estuviera “persuadida” que las voces a favor de la negociación política serían “mayoritarias”? Más bien tenemos que pensar lo contrario. El mismo CNI, en el apartado 5, llevando la contraria a este supuesto, destaca que los dirigentes de Batasuna, sin saber quién había sido el autor, ya estaban poniendo pies en polvorosa. Se refiere ese apartado a la famosa conversación que el CNI intervino a las 10:15 de la mañana a Otegui, en la que el batasuno decía: «Si sale alguien por ahí [se refiere a alguien de los suyos] reivindicando esto, estamos perdidos definitivamente. Yo tengo que saberlo cuanto antes porque si es así no puedo volver a mi pueblo. Tengo que marcharme cuanto antes. Necesito saberlo».

Parece, por tanto, poco creíble el diagnóstico del CNI. Es algo que parece evidente, y que todo el mundo tenía clarísimo en ese momento, incluida la propia ETA –como vemos por Otegui-, que si la banda terrorista hubiera realizado ese atentado por sí sola tendría los minutos contados. Y no solo ella, sino la mayoría de sus acompañantes, incluidos los de Perpiñán.

¿Por qué lo dice, entonces? ¿Es que los del CNI son unos pardillos, unos vulgares “anacletos”, como les califican muchos periodistas para ocultar el desasosiego que les produce el no saber nada de lo que hacen, piensan o pergeñan? No seré yo, desde luego, quien caiga en ese fútil desahogo del imaginario colectivo. Muy al contrario. Al CNI, si de alguna manera hay que tomárselo es en serio. Siempre he defendido, por otro lado, que en ese documento se encierra gran parte de la verdad del 11-M, de una manera incompleta y en clave cifrada, si se quiere, pero las pistas principales sospecho que están ahí y, en concreto, en ese apartado 6º.

Para entender esto, hay un aspecto de la Nota que me había pasado desapercibido anteriormente que me parece crucial, y se encuentra en la primera línea del documento: «A continuación se exponen las primeras conclusiones sobre la autoría y las consecuencias de la cadena de atentados terroristas ocurridos en Madrid». Ya hemos contado varias veces la rareza de que el CNI emitiera una Nota a las pocas horas del atentado. Dezcallar así lo reconoció en la Comisión parlamentaria: «No es normal que haga notas… Si hay un atentado terrorista… a lo mejor en vez de hacerlo el primer día lo hacemos el tercero». ¿Se lo pidió entonces Aznar, o fue motu propio? No lo sabemos, pero es probable que fuese lo primero, entre otras cosas porque el presidente debería tener una gran desconfianza en sus servicios secretos y en su director –como ya hemos mostrado en la serie sobre Dezcallar en este blog- y querría blindarse de todas las informaciones que le iban pasando verbalmente teniéndolas por escrito.

Sea como fuere, el CNI le pasó esa nota al Gobierno, que no solo le confirmó en la autoría etarra –con las nefastas secuelas que esto tendría para el PP cuando se decidió darle la vuelta a la tortilla a los atentados-, sino que además añade una guinda que seguramente nadie le había pedido, anunciando que expondrá “las consecuencias” que acarrearán. ¿Por qué? ¿Qué necesidad tenían -si todavía no había extraído «la investigación policial… datos concretos y concluyentes»– de ejercer la labor de pitonisos? ¿Tenían un especial interés de que el Gobierno fuera consciente de que iban a ocurrir determinadas “consecuencias”? ¿No se trataría, más bien, de una advertencia? ¿No estaría, a lo mejor, el CNI describiendo lo que iba a pasar o, incluso más, describiendo el objetivo último de los que de verdad hicieron los atentados?

Esto es más patente si tenemos en cuenta que en todo el texto no se encuentra explícita ninguna de “las consecuencias” que parece que va a anunciar. Solo hay una, y solapada bajo las intenciones que el CNI le atribuye a ETA: que “serán mayoritarias las voces a favor de una solución dialogada del «conflicto vasco». Pero ya hemos visto que es absurdo que ETA pretendiera eso con una terrible matanza. Pero no lo es si quien hizo el atentado lo hizo con las señas de identidad de ETA –con “la firma” de ETA, que diría Dezcallar- y, de alguna manera pudiera implicar al Gobierno, por encontrarse envuelto en alguna operación paralela, como la que contó Fernando Múgica en su Primer Agujero Negro. En diferentes lugares hemos hablado de esta posibilidad, y todavía tenemos pendiente desarrollar esta hipótesis dentro de la serie de las Teorías del 11-M. Pero mientras tanto, nos quedamos con algo que nos parece evidente: esa “consecuencia” a la que alude el CNI es la realidad de lo que estaba ocurriendo… y de lo que iba a ocurrir.

La clave está en la palabra “mayoritarias”. El CNI conocía perfectamente las conversaciones iniciadas a finales del año 2000 entre Jesús Eguiguren -en nombre del PSOE- y el entorno de ETA, precisamente para encontrar y favorecer “una solución dialogada del «conflicto vasco»” en la que, como se decía al final del apartado 6 de la Nota, ETA pudiera “conseguir algunas de sus reivindicaciones tradicionales”. Estaban en el mismo barco. Teóricamente, si hubiera habido una autoría exclusiva de ETA, el PSOE tendría obligatoriamente que bajarse y hacer una piña constitucional con el PP. Pero la sugerencia que hace la Nota es que esto no es así, porque los atentados –en la tortuosa manera que hemos apuntado- se hicieron para conseguir esos efectos. Y la demostración de ello es todo lo que ocurrió a partir de entonces con la legislatura de Zapatero, en la que la negociación política con ETA y el blanqueo internacional de la banda se convirtió en el asunto monotemático del nuevo gobierno.

Pero no solo eso. Y aquí nos topamos de nuevo con Gabilondo. La principal demostración de todo lo que llevamos dicho es que la Gran Soflama, además de las similitudes apuntadas más arriba con la Nota del CNI, recoge punto por punto, asumiéndolo como si fuera un auténtico programa electoral, todo el apartado 6º, utilizando incluso las mismas palabras, lo cual nos induce a pensar que detrás de ambos textos se encuentra la misma mente maquiavélica, moviendo los hilos de ese siniestro guiñol.

Lo que para ETA, según el CNI, no era un impedimento el que se celebraran multitudinarias manifestaciones de repulsa”, en Gabilondo es una recomendación conminatoria para no seguir por esa vía: “No vale una respuesta digamos convencional, asistir a unas manifestaciones multitudinarias. Recordemos, además, la airada profecía que lanza, “que verán Uds. cumplida por desgracia… antes de las 7 de la mañana de mañana”, si el Gobierno de Aznar sigue escurriendo el bulto enredado en asuntos como el “lema de la manifestación”.

No, en la Gran Soflama se pide un “cambio de página”, el TIEMPO NUEVO, que básicamente consiste en la negociación política con ETA y todo lo que ello lleva aparejado de transformación de la nación española, para lo cual pide políticos que sean capaces de afrontar ese “desafío” como los de la Transición, que elaboraron “una Constitución que nos desconcertó a todos por haber sido capaz de unir posiciones políticas clamorosamente divergentes”. Lo que Gabilondo está leyendo en el fragor de la mayor matanza terrorista de nuestra historia, trata, ni más menos, de la refundación de la nación española en comandita con esos terroristas a los que atribuía en ese momento los atentados, pero eso sí, exigiendo además la “unión”, la “unidad” de todas las fuerzas políticas, eso que en la Nota del CNI son las voces “mayoritarias”, y en la Soflama la “Política Mayor”. Otra curiosa identidad de conceptos y vocablos que nos estaría revelando un mismo origen…

Es de resaltar, como relaté en un artículo sobre las intrigas que tuvieron lugar en la mañana del 11-M (ver aquí), que Dezcallar reconoció en su libro de ¿memorias? que la Nota se empezó a pergeñar en la reunión que mantuvieron los expertos del CNI a partir de las 10 de la mañana del día 11. El diplomático mantuvo la versión de que se transmitió al Gobierno al las 15:51. Pero ya hemos visto, gracias a la precisión de nuestro contertulio Belga, que el Ministerio del Interior manifestó en su Informe que esto debió de ocurrir en una franja horaria entre las 12:00 y las 13:30 (ver doc. Nº 1 de la Cronología). Es decir, que los términos y el contenido de ese texto estaban ya prácticamente cocinados cuando Gabilondo leyó la Soflama a las 11:30.

Cabría pensar, incluso, que gran parte de la Nota –y por ende de la Soflama- pudieran estar ya formuladas con anterioridad a los propios atentados. La complejidad y el alcance político de lo que ahí se dice, unido a las intrigas y movimientos subterráneos previos a los atentados en los que todas las Fuerzas de Seguridad y el Gobierno esperaban que iba a ocurrir algo –y es difícilmente pensable que algunos no lo supieran a ciencia cierta- permiten hacer esa conjetura. Desde luego, si algunas impresiones nos pueden transmitir ambos textos no son la imprevisión ni la improvisación ninguna de ellas. Pero dejemos de momento esta inquietante sospecha.

Lo que no podemos dejar de preguntarnos, en cualquier caso, es quién, o qué facción o facciones del CNI, pudiera ser el autor intelectual de la Nota. Recordemos de nuevo la revelación de Fernando Múgica (q.e.p.d.) en su Primer Agujero Negro:

«Lo que el Gobierno no conoce es que ya en esos momentos (se refiere a las primeras horas del día 11) se han puesto a trabajar duramente un grupo de mandos policiales y algunos agentes del CNI, de la cuerda más dura y leal al Partido Socialista, para informar a sus dirigentes de todos los detalles que puedan conducir la situación en beneficio propio. Son los mismos que consiguen que cambie de manos la investigación y que la controlarán desde ese momento. Se forma un equipo hermético que deja de lado a la Guardia Civil y que ralentiza las informaciones que se pasan al CNI. Llaman, sin embargo, cada pocos minutos a una célula del PSOE que obtiene así información privilegiada, lo que les permite montar una estrategia eficaz contra el Gobierno».

La descripción de Múgica no nos sorprende en lo más mínimo. El 11-M fue un auténtico Golpe de Estado para cambiar el rumbo de España, y ese golpe engloba no solo a los atentados, sino, además, al putsch  de carácter político, mediático y policial que tomó el relevo acto seguido, algo que solo se podía orquestar desde una “célula hermética”, desde un auténtico Estado Mayor que centralizara y coordinara todas las acciones para conseguir el fin perseguido, el cual se logró con creces. Una célula en la que con toda probabilidad estarían personajes omnipresentes en esos días que están en la mente de todos. No queremos dejar de constar que la citada célula no tenía por qué tener relación con los atentados, aunque el grado de conexión, si lo hubo, es un extremo que desconocemos por completo.

¿Y dónde situamos la Nota del CNI? ¿A qué carta jugaban nuestros servicios de inteligencia, dirigidos por un diplomático del que ya hemos glosado ampliamente en anteriores artículos sus afinidades electivas? A nuestro entender, viendo las sintonías que hemos detectado con la pieza intelectual fundamental del Golpe de Timón que se dio en esos días: la Gran Soflama leída por Gabilondo, la que marcó la Hoja de Ruta que se seguiría hasta hoy (con las resistencias que ya hemos comentado múltiples veces de Mariano Rajoy para adoptar el Reformatorio Constitucional implícito en ese itinerario, lo cual explica su persecución por tierra, mar y aire); pues bien, teniendo en cuenta todo esto nuestra impresión es que determinados y destacados componentes del Centro, quizás “mayoritarios”, como en el apartado 6º de la Nota, deberían de ser una parte fundamental de esa “célula”, aunque, eso sí, poniendo en juego todo tipo de transversalidades.

En mi libro, en el cap. 12.3. interpreté que, teniendo en cuenta los “recados” y ofertas indeclinables que José María Aznar debió de recibir esa mañana, destacando con luz propia la Soflama de Gabilondo, “el críptico mensaje contenido en el apartado 6 de la Nota podría leerse, alternativamente, como la confirmación de que el envite que pudiera estar recibiendo iba totalmente en serio”. No tengo nada que añadir a la autocita. Si acaso eso de que “quien avisa no es traidor”, o a lo mejor sí…

No obstante, y acabando ya, quiero resaltar que el adjetivo “hermético” utilizado por Múgica puede haber dado lugar a cierta confusión, si no a desviarnos de la auténtica problemática. En el 11-M, como siempre repitió el ilustre y malogrado periodista “nada es lo que parece”. La célula que se formó no creemos que fuera como las “mónadas” de Leibnitz, entes autosuficientes que no tenían puertas ni ventanas. No. El supuesto hermetismo nos induce a caer en maniqueísmos del tipo PP contra PSOE, o si ha sido Titadyne ha sido ETA y si ha sido otro explosivo entonces islamistas, antagonismos y falsos dilemas que nos presentan interesadamente como señuelos para que nos definamos y fijemos en un polo ficticio que nos impida ver y acercarnos a la realidad, a lo que de verdad ocurrió, y a los entes, que no tenían nada de ficticios, que manejaban los hilos.

Esto lo entenderemos mejor cuando inauguremos una nueva serie en la que tendrá un papel protagonista el periodista que dirigió los servicios informativos de la COPE en esos días aciagos, el destacado miembro del Opus Dei José Apezarena.

Pero antes tenemos que despedirnos de Gabilondo con un último artículo, que dejaremos para dentro de pocos días.

Anuncios

55 comments

  1. Ignacio:

    De momento, la juez ha autorizado el traslado:

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/o-porrino/2016/09/28/jueza-autoriza-traslado-vagones-tren-accidentado-porrino/00031475054416813252634.htm

    Dice la información de la Voz de Galicia:

    La jueza autoriza el traslado del tren de O Porriño

    La jueza ha autorizado el traslado de los coches con la indicación de que no pueden ser reparados durante un mes

    La Voz de Galicia
    A.Martínez
    La Voz – 28/09/2016 18:28

    La jueza ha autorizado el traslado de los vagones del tren accidentado en O Porriño (Pontevedra) a instalaciones de Renfe, con la indicación de que no pueden ser reparados al menos en un plazo inicial de un mes, ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Este tiempo puede ser prorrogado para la realización de las pericias necesarias. La compañía se llevará próximamente los restos del tren, una vez que el juzgado ha dado vía libre.

    Además, tampoco se autoriza por el momento la reparación de las vías, también a la espera de que los peritos den por concluido su trabajo.

    Los peritos estuvieron trabajando las semanas pasadas en la reconstrucción del accidente del Celta, que dejó cuatro muertos y decenas de heridos tras descarrilar cerca de la estación de O Porriño mientras circulaba desde Portugal hacia Vigo.

    Según las primeras investigaciones, todo apunta a un exceso de velocidad como causa del siniestro, ya que la circulación estaba desviada por una vía que obligaba a circular a 30 kilómetros por hora, frente a los 118 a los que iba.

    En cuanto a los daños en la cabeza del tren, se llevó por delante varios postes de electrificación antes de dar contra la torre de alumbrado, y no sé si dio también con el puente. Si iba a 120 km/h, como daba la cinta Teloc (“caja negra”), los destrozos son bastante lógicos.

  2. El atentado de Porriño y el 11-M. El comando ferroviario.

    Comentaba que al reciente atentado de Porriño no se le veía intencionalidad política especial, por lo que ha trascendido. Quizás se le podría ver por eso de mandar el tren a Redondela y dar asi un toque a Rajoy, que recuerda al caso Redondela, en el franquismo, que acabó tapando el padre de Rajoy. No sé si el traslado a Redondela es natural o forzado, si hay otras instalaciones de RENFE más apropiadas. Aquí los sociatas recuerdan el caso Redondela:

    https://www.losgenoveses.net/Rajoy/lafamilia/rajoyfamilia1html.html

    Pero gracias a la discusión con Lesconil me he dado cuenta que el atentado de Porriño podría tener una directa relación con el 11-M. Como siempre ha recordado Lesconil, el socialista Abelardo Carrillo era el directo responsable en RENFE de los trenes del 11-M. Sin duda, hubo un comando ferroviario, al menos para hacer desaparecer los trenes y sus pruebas. Para Lesconil, si no recuerdo mal, el único partícipe de tal comando es Abelardo Carrillo. Lo lógico es que hubiera más, bien en funciones ejecutivas o de mirar para otro lado.

    El atentado de Porriño se produce el 9 de diciembre.

    Pocos días después ascienden en RENFE a Abelardo Carrillo.

    http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=20578

    Es inevitable pensar que pudo haber causa-efecto.

    El ascenso de Abelardo Carrillo es muy peculiar. Pues se hace contra el gobierno, como decía el enlace que puse, en concreto contra Ana Pastor, la amiga íntima de Rajoy, cesando a un pepero suyo. Aprovechando el débil gobierno en funciones, Y lo hace por su cuenta uno del Opus, el presidente de RENFE Pablo Vázquez Vega. El Opus contra el PP, el Opus pepero. Sin duda, es un nombramiento difícil y arriesgado para este opusino pepero Pablo Vázquez. Es lógico pensar que se resistiría a ello, pues compromete su futuro en el ámbito pepero en que se desenvuelve. Por ello, entra dentro de la lógica que tuvieran que forzarle. Quizás el atentado estuviera destinado a ello, y comprendiera algún tipo de trampa estrictamente ferroviaria, con la que poder culpar a este Pablo Vázquez. Es posible que los autores del atentado necesiten tener ahora un control más exhaustivo sobre todo lo ferroviario relativo al 11-M. Y Abelardo Carrillo sería su hombre indicado.

    Después del atentado de Porriño y del nombramiento de Abelardo Carrillo se produce otro movimiento en el comando ferroviario, si se entiende en sentido amplio. Es el extraño cese de Miguel Temboury, con los verdaderos motivos por aclarar. Cesa como subsecretario de economía del opusino De Guindos. Era el jefe de gabinete de Acebes en el 11-M. Por este lado pertenece a todos los comandos. Su encuadramiento en el comando ferroviario viene porque es yerno del presidente de RENFE en el 11-M, Miguel Corsini. Sin duda, una relación especial.

    Si, como quiere Lesconil, todo el comando ferroviario del 11-M se concentra en Abelardo Carrillo, su ascendencia opusina es ya clara. Sería un estricto comando opusino ferroviario. Incluso hay una vinculación personal de Abelardo Carrillo con el Opus. Del enlace de más arrba: “Abelardo Carrillo Jiménez… Diplomado en Alta Dirección de Empresas por el IESE”. El barcelonés IESE es el centro opusino por excelencia para los negocios. Ya descaradamente una cueva de separatas catalanes. Evidentemente no por ser alumno del IESE se es del Opus o se está vinculado a él. Pero algúnhay indicio de que puede ser, sobre todo si se hace carrera vinculada al poder del Opus, como ahora se ve que sucede con Abelardo Carrillo. Y ya se sabe que esas escuelas de negocios tienen como finalidad más exclusiva el tejer relaciones. Más aún en el tipo de Master que ha hecho Abelardo Carrillo, de “Alta Dirección”, para profesionales de edad y consolidada carrera. En este caso la captación de alumnos de alto copete para la red del Opus es más incisiva y a tiro hecho.

    Al final, todo lo relativo al 11-M refluye al Opus.

    Lesconil, aunque te tengo que agradecer que hayas suscitado lo anterior, en tu nuevo comentario sobre el atentado de Porriño añades burda manipulación a la fuga de realidad. Haces una zafia manipulación de la declaración del responsable portugués de ese tren. El que desvíen un tren por una vía auxiliar a causa de unas obras no es ninguna “circunstancia anormal” que provoque accidentes. Los habría a diario. El portugués dice expresamente que no hubo fallo humano, al que tú y el régimen atribuís el siniestro, por supuesto exceso de velocidad. El portugués dijo que ni fallo humano ni fallo técnico. Sino “circunstancias anormales”. Es decir, sabotaje, atentado.

    Es otra manipulación tonta atribuir el choque del tren contra el poste de la luz al exceso de velocidad. Se choca porque descarrila, sea cualquiera la causa del descarrile.

    En el asunto de las cámaras sigues con el escapismo. No se trata de si hay cámaras en todas las estaciones de España. Se trata de si la hay o no en Porriño. Debe haberla, dada la relativa importancia de la estación, que no hayan dicho nada, y corrobora que hagas escapismo

    Frenado automático es frenado automático, Frenado automático para excesos de velocidad. Y más en una estación, donde se tiene más cuidado. Alegas que reconozcamos tu experiencia ferroviaria para negar la evidencia. Hemos visto mucho de eso. La lógica está al alcance de todos y los trenes circulan con lógica. Y con frenado automático. Todavía estamos esperando que nos traigas el supuesto documento de RENFE en que explicaba qué sistema de frenado automático tenía el tren del atentado de Santiago. No lo traes porque RENFE lo ha ocultado, para no chafar la versión oficial. Ahora tienes otra oportunidad con el tren de Porriño. En vez de apelar a tu autoridad ferroviaria, trae la explicación oficial de RENFE de qué sistema de frenado llevaba. No lo harás porque seguramente RENFE lo oculta.

    Burdísima manipulación, añadida a la delirante fuga de la realidad, es el enlace que haces a las fotos del atentado. Ni siquiera las diez primeras fotos son del tren de Porriño, sino de coches y motos:

    https://www.google.es/search?q=accidente+de+porri%C3%B1o&newwindow=1&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwix0vS8mbTPAhXEVhoKHZHSBqsQ_AUICigD&biw=1349&bih=591

    Y no hay ninguna del lugar concreto del siniestro, de donde descarriló. Como bien sabes, las ocultáis porque así se encubre lo que pasó. Es como si en el caso de a alguien que matan tirándole por el balcón se cogen solamente las fotos del cuerpo en el suelo. Vale, pero lo importante es lo del balcón, donde se cometió el crimen. Saldrás otra vez por peteneras.

  3. Apezarena, Sánchez y otras hierbas del 11-M.

    Si en el 11-M, o en otro atentado burdamente encubierto, hubiera un personaje misterioso, que desapareciera, y hubiera adelantado las pruebas falsas con que montaron la falsa versión oficial todo el mundo se preguntaría por quien era, porqué lo hizo, con quien se relacionaba. En el 11-M ese ficticio personaje misterioso existe, pero no es nada misterioso, todo lo contrario, es un libro abierto. Por eso, entre otros hechos, es tan fácil resolver la autoría del 11-M. Se trata del bien conocido opusino José Apezarena. Como tiene un periódico, o algo así, es fácil saber por donde respira, con quien tiene vinculaciones, que le interesa, etc. Es claro que es un separata catalán, a pesar de ser navarro y no decirlo.

    El 11-M es un atentado contra España. El símbolo reconocido de España es su bandera.

    Aquí tenemos al opusino Apezarena conspirando contra la bandera, contra España, inventándose historias chorras de mal tiempo para veinte días después:

    “12 de Octubre. Peligra la bajada de la bandera de España desde el aire”
    23 septiembre

    existe inquietud en el Ejército del Aire antela posibilidad de que el descenso no pueda realizarse.
    Los paracaidistas de la patrulla acrobática están preocupados por las previsiones meteorológicas para los días 11 y 12 de Octubre.
    Se anuncian tormentas en las vísperas, lo que impediría llevar a cabo el último entrenamiento.”

    http://www.elconfidencialdigital.com/muy_confidencial/el_chivato/Octubre-Peligra-bajada-bandera-Espana_0_2788521131.html

    No sabemos en qué acabará el lío de los sociatas, si derivará en un duelo de cerrajeros y el que lleve al más hábil se queda con el partido. Si resistirá el master en liderazgo por el opusino IESE, Pedro Sánchez, Cuenta con el apoyo, con las órdenes, del opusino vidente del 11-M:

    “Pedro Sánchez planteará a Podemos y Ciudadanos tres propuestas … tres propuestas para ser investido presidente
    1) Que le voten sin firmar ningún pacto. 2) Un Gobierno de los tres partidos. 3) Un Gobierno de independientes”

    http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Pedro-Sanchez-Podemos-Ciudadanos-presidente_0_2787921202.html

    Preparándole el terreno, dice que decisivo:

    “Terremoto en el PSOE. La presidenta del Comité de Garantías clave para decidir quien manda en el partido.”

    http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Terremoto-PSOE-presidenta-Comite-Garantias_0_2792120792.html

    Y, claro seguido lo que dice el opusino que es decisivo sale a favor de Sánchez:

    “La presidenta del Comité de Garantías del PSOE se alinea con Pedro Sánchez”

    http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Comite-Garantias-PSOE-Pedro-Sanchez_0_2792720702.html

    El opusino Apezarena personalmente en apoyo de Sánchez, con lógica opusina:

    “Aunque así se haya aplicado en muchas ocasiones, según los estatutos no resulta obligada la formación de una gestora cuando dimite la mitad de la ejecutiva”

    http://www.elconfidencialdigital.com/blogs/confidencialmente/dinamitando-PSOE_7_2792190755.html

    El opusino vidente del 11-M es un descarado separata catalán, que no quieren la independencia sino su supremacía sobre todos. Como es un libro abierto se le ve por todos lados. Un ejemplo de hoy:

    “Cataluña recluta hackers para defender la independencia”

    Nótese que para el opusino Cataluña son los independentistas. Los demás catalanes no son catalanes, a la hoguera. El truco manipulador que llevan haciendo desde hace décadas.

    También Caixadanos al rescate de Sánchez:

    “C’s insiste en revisar el acuerdo de investidura si Susana Díaz se marcha”

    Cada día más descaradamente separatas –negreros- con la nueva función de Arrimadas.

    ¿Hay pelea de verdad en el núcleo duro prisoe?

    “Iñaki Gabilondo rompe con Felipe González: “Es ahora manzana de la discordia”

    http://www.libertaddigital.com/espana/2016-09-29/inaki-gabilondo-rompe-con-felipe-gonzalez-es-ahora-manzana-de-la-discordia-1276583500/

    Con jactancia, de los compañeros de Apezarena en la videncia de las pruebas falsas. Gabilondo ha prologado un libro de su locutora de los suicidas en calzoncillos, Ana Terradillos.

    “Ana Terradillos presenta su libro ‘Vivir después de matar”

    Iñaki Gabilondo, autor del prólogo”

    http://www.esferalibros.com/agenda/ana-terradillos-presenta-su-libro-vivir-despues-de-matar-junto-a-inaki-gabilondo-y-el-juez-jose-luis-de-castro/

    El título del libro no puede ser más indicado, y jactancioso. Vivir después de matar. Eso es lo que dicen y hacen. En el 11-M las cosas son bien claras, a la vista de todos. Y son el mismo grupetto, los mismos dando vueltas incansablemente para hacer bulto.

  4. Como estábamos con los otros atentados en los trenes lo pongo aquí:

    “Adif entrega 300 folios sobre riesgos del Alvia que omitió “por error”sobre los riesgos y velocidades del Alvia”

    EUROPA PRESS 03/10/2016

    tras la reapertura de la investigación judicial ordenada por la Audiencia Provincial de A Coruñapara esclarecer, entre otras cuestiones, precisamente, si Adif evaluó de manera correcta el peligro en la curva de A Grandeira, el administrador de infraestructuras ferroviarias aporta documentos relacionados con el examen de los riesgos en la vía y los cambios significativos de velocidad.

    Esta nueva información llega a los juzgados de Fontiñas apenas dos díasantes de la declaración prevista de dos peritos, los de QBE -aseguradora de Renfe-, y el catedrático encargado de elaborar otro estudio para uno de los peritos judiciales.
    uentes de Adif, estos documentos que ahora se presentan “no fueron ocultados”, sino que no se pidieron “de manera exclusiva”

    http://www.elmundo.es/sociedad/2016/10/03/57f29868e5fdea52198b462a.html

    Supongo que a Lesconil le parecerá bien, todo en orden.

    Ninguna esperanza que de ahí se derive la búsqueda de la verdad y la justicia por el enorme crimen del atentado del tren de Santiago. Al contrario, parece que lo usarán para que los autores extorsionen a los políticos, a quienes mandaron encubrirlo, calcando la táctica del 11-M.

    Con suerte, Lesconil encontrará en el nuevo documento la información oficial sobre el sistema de frenado que llevaba el tren, que lleva años buscándola y nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s