3.- La mochila nº 13. ¿O la nº 14?

Nuestro amigo el bloggero Ralf ha sacado a colación recientemente, sugiriendo nuevas interpretaciones, un asunto bastante enigmático que ya traté en “Las Cloacas del 11-M” en los capítulos 21.1 a 21.4. Me refiero a la existencia, o no, ya desde la mañana, de una mochila adicional a las diez que explotaron en los trenes más las dos que explosionaron los Tedax en las estaciones de Atocha y el Pozo. Ralf sugiere, yendo más allá, la existencia no de una, sino quizás de dos, asunto que me parece interesante analizar a la luz de los datos y revelaciones que disponemos y de las investigaciones ya realizadas.

Vayamos primero con lo que ocurrió por la mañana del 11. Como es bien sabido, además de las doce mochilas referidas, en Atocha los Tedax explosionaron controladamente otra mochila sospechosa que resultó ser que no contenía nada más que libros y comida, la mochila escolar. Astarloa y, en especial, Díaz-Pintado (Juicio Oral, 11-04-07, 00:07:45) se lo contaron claramente a Acebes en la reunión de las 12 de la mañana del día 11: «Y  ya, como estando en Atocha se habían producido dos explosiones más, una provocada, un artefacto real de una bolsa de… por la que nos desalojaron, y otra… a otra bolsa que realmente no… parece que tenía libros o elementos inocuos… le dije “diez mas esta, once… y otra en el Pozo, doce”, fue un poco la información sobre las bolsas».

Sin embargo Acebes, en su primera comparecencia de las 13:30 después de la reunión de las 12, hizo una declaración diferente, algo embrollada pero enigmática: «Los atentados han consistido en 13 explosiones». Cita las diez de los trenes y añade: «Además de estas explosiones, se han producido otras tres controladas porque eran bombas trampa, es decir con temporizadores colocados con retraso respecto a las primeras explosiones buscando causar más daño y más muertes. Las fuerzas y cuerpos de seguridad, los Tedax, han conseguido desactivar estas tres bombas; algunas de ellas, como conocen, haciéndolas explotar pero de manera controlada y en este caso no se ha conseguido el objetivo».

Del análisis sintáctico que hice, está claro que al ser tres, si “algunas” -en plural- fueron explosionadas de manera controlada, éstas tenían que ser por fuerza dos, es decir, las de Atocha y el Pozo. Quedaba, por tanto, una, con la que sí se consiguió el objetivo: desactivarla sin explotarla, y está claro que no podía referirse a la mochila escolar porque esta sí fue explosionada.

Nada trascendió de esta enigmática mochila, ni nadie reparó en esta declaración hasta mucho más tarde. Pero aquí la pregunta relevante es la siguiente: ¿Quién pudo referirle a Acebes, contra todas las evidencias del momento, que había una mochila más, y que se había desactivado? Más adelante nos haremos de nuevo esta pregunta, que tiene más miga de lo que parece.

Ahora vayamos con el revuelo y las revelaciones ocultas. Como bien sabemos, los altos mandos policiales (De la Morena, Díaz-Pintado y Díaz de Mera) se reúnen con el ministro y Astarloa a las 18:00 hrs. Es presumible que también estuviera en la reunión la subsecretaria de Interior, Mª Dolores de Cospedal, que ya asistió a la reunión de las 12. Desde allí se fueron Pintado y Díaz de Mera al IFEMA, a los que se unió el inseparable y enigmático Gabriel Fuentes, miembro del Opus, afín al PSOE e inseparable de Díaz de Mera. En IFEMA ya estaba el jefe Superior de Policía de Madrid, Fernández Rancaño, de la facción y eventual “garganta profunda” de Rafael Vera, según contó Jaime Ignacio Del Burgo; también Carlos Corrales. María Dolores de Cospedal aparecería más tarde por el IFEMA, al igual que Esperanza Aguirre. Todo un hervidero de comisarios y políticos en el lugar donde recalarían los efectos de las Víctimas de El Pozo.

Como refiero en el capítulo 21.2. “Ya están todas”, el testimonio que refiere la posible existencia de la mochila por primera vez, es el de Carlos Corrales en el juicio oral: «… el Comisario, el señor Larumbe, que estaba también en el IFEMA, a media tarde, cuando se traslada, dice, oye, están comentando por ahí, que si hay una mochila que tal, dice, a ver si vamos a tener por aquí un explosivo y vamos a liarla más todavía de lo que tenemos… Se miraron… a lo largo de una pared, donde estaban los efectos que se iban trayendo… no se observó nada, o sea, no tuvimos conocimiento de si allí había llegado, o la habían vuelto a llevar, esa famosa mochila».

Es impresionante que a “media tarde” es decir, todavía de día (lo cual significa antes de las 19:00 hrs.), se estuviera buscando por el IFEMA una mochila-bomba, lo cual evidencia que alguien tenía que haber corrido la voz de semejante amenaza, aunque el Comisario General de Policía Científica –destacado en IFEMA por razones estrictamente forenses- dice que no la vio en ningún momento. ¿Pero no vería alguien más lo que Corrales llama con retintín “esa famosa mochila”, lo cual podría interpretarse como que notó cosas muy raras pero que se quería mantener al margen?

Pero sigamos. Sobre la presencia de la mochila en IFEMA tenemos dos testimonios más, el que relata Consuelo Álvarez de Toledo en su libro “4 días de Marzo” (Planeta, 2004, pág. 125) y el de Fernando Múgica. El primero A. de Toledo decía lo siguiente:

«Depositada toda la tarde en el IFEMA, la mochila bomba no ha sido utilizada en la identificación de ningún cadáver y allí ha permanecido como objeto ignorado por los forenses, los policías, los ministros y los políticos que visitaban el lugar, justo al lado de las familias que se van acercando para llevarse sus difuntos. Y así hasta que se ha ordenado su reenvío a Vallecas.

Junto con otras muchas pertenencias, la mochila azul emprende viaje de regreso, atravesando Madrid de norte a sur hasta llegar a la comisaría de destino. Allí los policías de guardia comentan los pormenores de las investigaciones tras la terrible jornada vivida. Revisan los objetos perdidos, ordenan todo. Y uno de ellos abre la mochila. Lo que ve es una bomba.

Agustín Díaz de Mera recibe la llamada en el IFEMA. Son las 2:40 de la madrugada.

– En la comisaría de Vallecas ha aparecido la mochila número 13.

“Ya están todas”, piensa el comisario general de Policía, acordándose de las trece mochilas de las que habían hablado los etarras detenidos en Cañaveras. La bolsa, le dicen, ha estado en el recinto ferial toda la tarde. El director general de la Policía mira hacia el lugar donde estuvo la mochila y observa que todavía hay pertenencias y objetos apilados. Llaman a los guías caninos, por si hay otra bomba en el Ifema. Entra un perro. No se sienta.

– ¡Uf…!

Díaz de Mera no se da por tranquilo; quiere asegurarse.

– Que entre otro perro. – Tampoco se sienta.».

Dos cosas me parece interesante resaltar. La primera es que da la impresión de que estaba perfectamente identificada “esa famosa mochila” antes de ser evacuada de nuevo del IFEMA, que A. de Toledo dice que es de color “azul”, y que muy bien podría no ser la de Vallecas, como se verá. La segunda, que cuando el enigmático “comisario”  –yo deduzco que era Gabriel Fuentes, el consejero áulico de Díaz de Mera- dice que “ya están todas”, acordándose de las “13 mochilas”, dice algo inexacto: no eran 13, sino 12, las mochilas que confesaron los de Cañaveras que iban a poner en Baqueira-Beret. Así lo dejaron bien claro todos los mandos policiales en la crucial reunión de las 12 de la mañana del día 11. En esa reunión estaba Díaz de Mera y lo sabía. ¿Por qué le cuenta entonces a Consuelo A. de Toledo –da toda la impresión de ser su fuente- esa “equívoca” versión? ¿No estaría refiriéndose, como sugería en el cap. 21.2., a la mochila nº 13 de la que habló Acebes a las 13:30 hrs. del mediodía? ¿O incluso blanqueándola? Algo de esto se podría pensar, por el trabalenguas y el bloqueo mental que se le produjo cuando recordó en el juicio de lo que se habló en esa reunión: “se habló del atentado … de los atentados frustrados que se habían producido en las  navidades del 3 y del 2, se habló de Baqueira Beret y el procedimiento de las 12 mochilas que en aquel momento coincidían, no habíamos visto todavía la que luego apareció en la madrugada, se habló también en ese momento de … de Baqueira he dicho ¿verdad?, se habló de …”  

A “esa famosa mochila” se refiere también Fernando Múgica en el pasaje que relato en el cap. 21.3. “Un personaje del PP en IFEMA”, una persona que se iba a presentar a las elecciones autonómicas del 2011:

«Hay una… hay un aspecto que no se ha tocado todavía y que… yo no quiero desvelar del todo…más que un poquitín. Hay alguien muy importante que estaba en IFEMA, que es de un partido político, que puede ganar las próximas elecciones, eh…, que dijo que estaban buscando una mochila por IFEMA, y que esa mochila cuando llegó, apareció en Vallecas, dijeron: “Ya estamos tranquilos porque ya ha aparecido”. Estaba en Vallecas. Y yo no voy a ser quien desvele ese dato. Supongo que lo tendrá que desvelar la persona que a mí me lo ha contado y que es un cargo muy importante. ¿No dicen que ahora quieren hacer, el PP, la… escarbar para saber la verdad? Pues que empiece esta persona por decir lo que me contó a mí».

No sé si puede tener relación con esto, pero yo he oído contar –no me acuerdo dónde- que esa noche en IFEMA, en la que Díaz De Mera y Gabriel Fuentes –una relación que aparentemente podía parecer contra natura– se dice que hacían corrillo aparte con toda clase de gracietas y confidencias (vid. cap. 20.4. Huele a morito), pues bien, como decía oí contar que había perfectamente identificada una mochila, pero no de color “azul” sino “verde”, y que de repente dejó de estar, y que cuando se preguntó por ella se dijo que se la habían llevado porque tenían que analizarla.

En cualquier caso, de los testimonios orales –del juicio y periodísticos- podemos deducir que esa inspección canina que mandó realizar Díaz de Mera, se hizo a las 2:40 de la madrugada, una hora después aproximadamente de que apareciera la mochila en Vallecas, y que, por tanto, no se realizó “en la media tarde” cuando se formó el revuelo que relata Carlos Corrales, lo cual es algo inaudito, siendo la persona que lo oyó nada menos que Comisario General de Policía Científica. Y esto estaría indicando que mientras estuvieron los efectos de las víctimas en el IFEMA, al menos hasta las 9 o 9:30 en que salieron para Vallecas, no se debió de permitir hacer la inspección canina. Aunque, como nada de lo que nos contaron se puede creer -pero no tenemos más remedio que hilar los diferentes e interesados relatos-, en IFEMA después de las 9 deberían haber quedado más efectos de las Víctimas de El Pozo, como relata A. de Toledo.

Por todo esto, es probable que “esa famosa mochila” saliera para IFEMA a las 9. ¿Pero llegó? Puede ser que sí y puede ser que no. Lo que está claro, en cualquier caso, es que no fue la bolsa que después nos contaron que albergó la bomba de Vallecas. Esta, como relaté en el anterior artículo del blog sobre Los periplos bastardos, los primeros testigos, los directos, dijeron que la llevaron directamente desde El Pozo a la comisaría de Vallecas sin pasar por el IFEMA. Por supuesto, si venía de El Pozo hay que pensar que alguien la puso ahí después de que fueran cargadas las primeras tandas a las 15:00 para llevarlas al IFEMA, porque no se les podía haber colado a los Tedax después de las cuatro minuciosas inspecciones que realizaron de todos los efectos de las víctimas, como relató el inspector Cáceres Vadillo. Que viniera de El Pozo, o de cualquier otro sitio, ¡quién sabe!, pero, en cualquier caso, sin pasar por el IFEMA.

Y esto cobra más relieve por el testimonio en ese sentido del Jefe Superior Policía de Madrid en la Comisión de Investigación: «No, es que, por lo que a mí se me ha dicho, es de las mochilas que no llegaron al Ifema. Se trasladó directamente desde el entorno de la explosión a la comisaría del distrito» (Comisión de Investigación, sesión 4, p. 22). Fernández Rancaño era de la cuerda de Rafael Vera y de Gabriel Fuentes, y  estaba en IFEMA, por lo que es muy presumible que estuviera al tanto de todo lo que pasaba, como se puede deducir de sus conversaciones telefónicas con Cuadro Jaén cuando éste fue presuntamente activado telefónicamente por Gabriel Fuentes para ir a Vallecas y al Parque Azorín a “controlar” la desactivación de la bomba, un aviso que recibió entre la 1:30 y la 1:45 cuando era harto improbable que esas noticias pudiera haber llegado al IFEMA –lo del Parque Azorín se decidió a las 2:30-. Si se sabía a esa horas en IFEMA hay que presumir que era porque se sabía de antemano… (vid. caps. 20.6.2 y 20.6.3.). Ese testimonio nos estaría revelando que, en efecto, la mochila que se encontraría en Vallecas no tenía nada que ver con “esa famosa mochila” y Rancaño así lo quiso dejar de claro.

En resumen, si esa “famosa” mochila, “verde” o como fuera, hubiera estado en el IFEMA, está claro que salió de allí pero no llegó a la comisaría. En ese sentido, las sospechas de las que hablaba Ralf sobre dos mochilas, una que apuntara a ETA para blanquear al PP del atentado, y otra a islamistas, para hundirlo –la que triunfó-, cobran mucho sentido.

No deja de ser sintomático que cuando la COPE anuncia ¡¡con cinco horas de antelación!! la aparición de lo que será la mochila de Vallecas, son las 9:10 de la noche (vid. cap. 21.7. La mochila de la COPE). Es la misma hora en que los efectos marchan del IFEMA para la comisaría, momento en el que se debe haber dado ya el visto bueno a que los autores materiales sean islamistas. Y en esto ya deben de haber llegado todos a un acuerdo –al menos los que estaban en la trama-, como revela el hecho de que sea la Cadena episcopal y, además, por significados miembros del Opus Dei como Apezarena, los que anticipen esta noticia, que es como el reconocimiento “PARA QUIEN PUEDA INTERESAR Y NOS OIGA”, de que la parte contratante que se llevaba la peor parte aceptaba y acataba la deriva islamista; deriva que media hora antes, por cierto, habían abierto Aznar y Acebes de manera sospechosa con la apertura urbi et orbi de una 2ª línea de investigación (Cap. XIII, Todos con turbante).

La gracieta de Díaz de Mera, que le susurraba a todos los que se le acercaban “huele a morito”, como relató Fernando Múgica, bajo la complaciente mirada de Gabriel Fuentes, no era más que el reconocimiento estólido de la rendición, algo que retrata al personaje.

Para abundar en esta interpretación de Ralf, y enlazando con la pregunta que nos hacíamos al principio de este artículo, conviene recordar ese famoso pasaje que relato en el cap. 21.1, cuando en la Comisión de Investigación el representante del PSOE, Alvaro Cuesta, le hizo a Acebes la pregunta clave: «Me gustaría saber quién le dijo que había bombas-trampa y quién le dijo que los Tedax habían logrado desactivar tres bombas en esa mañana. ¿Quién se lo dijo(CI, 11, 71). Acebes, aturrullado y confuso, se salió por peteneras y no respondió a la pregunta, de una manera escapista. Pero Cuesta no le inquirió de nuevo para que le dijera quién era esa persona, señal de que no era eso lo que pretendía sino ver cómo Acebes encajaba ese directo al mentón, y la respuesta “autista” le sacó de dudas, satisfactoriamente…

Y estaba claro que los enemigos de Acebes estaban al tanto de los pormenores de la declaración de las 13:30 sobre las 13 mochilas, y lo que esto representaba. Con gran recochineo, el día 13 de Marzo, cuando el ministro estaba ya contra las cuerdas, si no tumbado en la lona, Santiago Belloch, hermano del biministro Belloch, una persona, por tanto, con acceso a ese mundo subterráneo conocido por “Cloacas”, le dio el remate en la Cadena SER:

«Lo impensable se está produciendo, el intento de manipulación en periodo electoral. (…) El ministro del Interior, el primer día ocultó un dato fundamental. El dijo que había 13 mochilas y que las 13 habían explotado. Dijo que no existía ninguna mochila que permitiera analizar el material. Dos horas antes, la policía le había informado al ministro que existía esa mochila. Es decir, yo no puedo creer ya en la buena voluntad del Gobierno. (…) Lamento que ante el dolor de todo el país no hayan tenido la honradez moral y política de afrontar las cosas desde la moralidad y desde la eficacia de su trabajo. Me siento avergonzado».   

Pero la pregunta de quién fue el informante de Acebes se la podríamos dirigir no sólo a él, sino también a todos los que la conocían, empezando por Belloch y terminando por Alvaro Cuesta. Todo un juego de Cloacas…

Por cierto, los lectores se preguntarán por qué si Acebes –y presumiblemente Aznar- hincaron tan pronto la rodilla, en la tarde del día 11, con la autoría islamista, por qué se empeñaron en días sucesivos en achacárselo a ETA. En un próximo artículo, cuando explique mis discrepancias con El Mundo en relación a la Teoría de la Colaboración ETA-ISLAM, creo que daré una explicación bastante plausible de tan singular episodio.

Hasta entonces.

Anuncios

24 comments

  1. Extraordinario hilo. Abre vías de investigación. No comento nada por ahora porque me da mucho que pensar y repasar los hechos. A veces nos parece que hay vetas agotadas y que es un engorro volver sobre temas tantas veces tratados. El hilo demuestra que hay que insistir. Me recuerda a las películas yanquis en que el investigador tiene un mural con los datos de la investigación, lo remira y se le ilumina la bombilla. No será tan mágico pero puede pasar algo parecido. Y si se incorporaran nuevas personas, sin necesidad de conocer a fondo el asunto, y por ello con la mente fresca y sin los prejuicios naturales que se le crean al investigador veterano, podrían hacer más de lo que piensan.

  2. ¿No podría referirse Baño a la mochila del andén de El Pozo, en la que al parecer sí se vio un teléfono?

  3. En el libro demostré que era imposible esa interpretación. Primero, por la sintaxis. Habla claramente de que se ha encontrado una mochila con un teléfono móvil y que, precisamente, “ese” (textual, que existe) móvil es con el que se habían detonado el resto de bombas. En segundo lugar porque él mismo, en el telediario de las 21:00 del día 12 reconoce que cuando dio la información se refería a la misma mochila de la que Acebes acababa de dar, a las 18:00, una rueda de prensa, la de Vallecas. Confesión de parte.

  4. Gracias, Ralf. Espero con gran interés tus comentarios. Sería desde luego fantástico que se incorporara savia fresca para ver con ojos no contaminados la vorágine de la mentira y el horror.

  5. Umm….No resulta fácil separar lo que es intoxicación de lo que es real. Intoxicación fue lo de las mochilas de Baqueira. Por eso entre otras cosas no sale la cuenta. Por lo tanto todos los testimonios o relatos en relación a que “por fin ha aparecido la que faltaba” habría que ponerlos en cuarentena. Lo de la aparición “anticipada” tiene su interés. Yo también tengo mis dudas sobre a cuál se refieren, pero he visto ya muchas cosas extrañas y no descarto cualquier otra interpretación.

    En cuanto al falso dilema etarras-islamistas, realmente la cosa tiene más calado. ¿Qué es lo que ha aceptado con alborozo el PP y parte de los medios afines, incluso algún que otro algo conspiranóico? Que fueron islamistas, que no fue Al Qaeda y que no tenía nada que ver con la invasión de Irak. Si había preocupación en algunos sectores políticos a las pocas horas del atentado por que no fuesen islamistas era por su asociación con la intervención en Irak. Quizás en otros sectores la preocupación era que siendo “islamistas” se relacionase lo menos posible con la guerra de Irak. La aparición de una Kangoo con rezos coránicos y de la bolsa de Vallecas quizás era el mal menor. Desde luego mucho menor que la aparición de restos de suicidas con tres capas de calzoncillos. Y no te cuento si encima estaban siendo controlados por algún servicio de inteligencia.

    Supongo que a veces veo conspiraciones donde no las hay. ¿Alguna vez alguien ha reflexionado sobre por qué escogieron para la bomba de Vallecas una bolsa en vez de una mochila?

  6. Planteas varias cosas, Belga, que tienen el denominador común de la indeterminación. Siempre andamos haciendo cábalas pero es lo único que podemos hacer. Lo curioso de Baqueira es que se tratase de una intoxicación previa a los atentados, en el sentido que se pretendía hacer creer que estaban preparadas 12 explosiones, y que luego sea eso lo que ocurra en los trenes. No se puede descartar una relación directa entre ese señuelo y los atentados.

    Lo de que la única preocupación del PP fuera que no tuviera relación con Irak, quizás la razón pudiera no ser solo Irak en sí, en el sentido de no querer asumir la culpabilidad de los atentados por haber participado en la Guerra de Irak. Quizás haya otras razones, que tengan que ver con la falsa teoría de la colaboración. Cuando escriba sobre esta teoría esbozaré alguna hipótesis para el debate.

    Lo último que sugieres me parece muy interesante. Desde luego no se ha pensado mucho sobre el asunto. Para empezar habría que establecer en qué momento podemos asegurar que la bolsa que nos enseñaron era la de Vallecas. Dudo que estuviera en la comisaría y en el Parque Azorín. Sospechoso que no quedara inventariado con la excusa de que se paralizó al encontrar la bomba y que no se hiciera ninguna foto in situ en la comisaría. En Azorín, no sólo fue secuestrado por el ubicuo comisario el reportaje fotográfico, del que nunca más se supo, sino que, además, el testimonio del fotógrafo de la Científica de Madrid, Juan Luis, dijo que después de la desactivación no había ninguna bolsa de deportes ni nada que se le pareciese. Quizás lo que sugería Ralf, de que se compró después en la tienda de Chedadi, quizás para marcar al PP por lo del abogado Ibor Asensi, tiene fundamento. Lo que me parece bastante raro, en cualquier caso, es que la policía se dedicase a buscar por las tiendas de Madrid alguna bolsa como la de Vallecas, y más raro aún que la encontrase. Parece más sencillo, desde luego, elegir una de un local determinado, y decir que esa era la bolsa…
    En fin, espero tus reflexiones.

  7. “El presidente del Gobierno en funciones, José María Aznar, afirma que los atentados del 11 de marzo en Madrid fueron planificados en otoño de 2002”

    http://www.elmundo.es/elmundo/2004/04/14/enespecial/1081944196.html

    Cambios en el poder en otoño de 2002:

    “El actual vicario regional del Opus Dei en España es el sacerdote Ramón Herrando Prat de la Riba , que es nieto por parte de madre del político catalán de este apellido. El cargo de lo que antes se denominaba “consiliario” en la obra lo desempeña desde el 19 de octubre de 2002.”

    http://www.opuslibros.org/escritos/burocratas_opus_nacho.htm

    21/11/2002

    •Josep Vilarasau, aseguró ayer, en relación al cambio de la Ley de Cajas aprobado por el Gobierno catalán que limita a veinte años el tiempo que se puede ejercer como consejero o presidente en una caja de ahorros, que «si hay una ley, la acataré con todo el respeto»

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-21-11-2002/abc/Economia/vilarasau-dice-que-acatara-con-todo-respeto-el-cambio-de-la-ley-de-cajas_145074.html

    10-12-2002

    “Fainé mantendrá la dirección general de la entidad y encabezará el comité de dirección, lo que le convertiría en el hombre fuerte de la caja.”

    http://cincodias.com/cincodias/2002/12/10/empresas/1039531203_850215.html

    ….

    Opus y poder, valga la redundancia:

    Escrivá con Franco “cada dos o tres meses”. Contado en 2008 por la hija de Franco, en el libro de Jesús Palacios y Stanley G. Payne:

    «Mi padre recibió varias veces a don Josemaría Escrivá de Balaguer. Las relaciones con él fueron muy buenas, sí, muy buenas, hasta su muerte; al final, quizá un poco menos, pero cada dos o tres meses lo recibía, o sea, se hablaban.”

    http://comentoactualidad.blogspot.com.es/2008/11/franco-mi-padre-iiiglesia-y-sucesin-y.html

  8. Es difícil saber a qué se refiere Aznar. En todo lo relacionado con el 11-M se ha mantenido en la más pura ambigüedad, aunque, más bien, cabría decir decir en el más puro y enigmático hermetismo. Como los “kremlinólogos”, hace falta un “aznarólogo” para interpretarle en este terreno, el único donde no se le entiende, porque en todo lo demás suele hablar bastante claro. Más adelante dedicaré una entrada del blog a tratar de sondear esas aguas insondables del Presidente.

  9. Felicitaciones por este blog! Llevaba tiempo buscando actualizaciones en Kosmos-polis… y me alegro de haber encontrado el blog, tras oirlo mencionar en “Sin Complejos”. Echaba de menos los análisis de Ignacio y las aportaciones de Ralf / Rafa y otros foreros. Abren los ojos.

    Está claro que el 11-M es crítico, es un parteaguas en la historia de la democracia española, y merece que nos esforcemos por aclararlo, aunque cada día que pasa sea más difícil. Pero, ¿el dedicarle tanto tiempo no impide que nos esforcemos en dar luz sobre aspectos oscuros de la vida nacional ACTUAL, y de esta forma actuar más eficazmente para cambiar el curso de los acontecimientos que se estableció con el 11-M? Es decir, ¿no será más eficaz dar luz sobre como el nacionalismo, la “anti-España”, hoy mismo, ahora mismo,… trabaja en la oscuridad para conseguir sus fines? Hay muchos puntos oscuros, difíciles de entender, en la vida nacional actual: ¿por qué y cómo de la traición tremebunda de Rajoy? ¿por qué y cómo de la entrega a PRISA? ¿cómo se coordinan los nacionalistas en contra de España? ¿por qué Brufau (el poder económico catalán) va a ceder tan tranquilamente el poder de todo un REPSOL a Josu Jon Imaz, del PNV? ¿por qué el imperio televisivo de Lara (supuestamente amigo del centro-derecha) es el gran impulsor del populismo comunista y de los medios más nazionalistas catalanes? ¿por que el imperio televisivo de los italianos y del PNV (Alejo Echevarría) es tan populista izquierdista?
    El 11-M triunfó, desgraciadamente. Pero fue una batalla. Peleemos en las batallas actuales, lo importante es impedir la deriva, que no se consume el camino que trazaron los perros que nos mordieron el 11-M.

  10. Gracias por tus palabras, Bruce. Desde luego no cabe olvidarse de la actualidad que tanto debe, desgraciadamente, a los atentados del 11-M. De hecho, creo que saldrá en muchos momentos en este blog, porque no se puede separar el grano de la paja. Creo, por otro lado, haber hecho algunos esfuerzos, y más que haré, de dar una visión global de lo que han supuesto los atentados en los dos artículos que escribí en Kosmos-polis, que incluyo en este blog.
    Bienvenido a tu casa.

  11. Analicemos con detalle lo que dice Aznar. Como dices, se conduce siempre con enigmático hermetismo. Así los desiertos y montanas no lejanos. Por eso mismo, cuando dice algo concreto tiene mayor importancia. Y en este caso su afirmación es clara: el 11-M se planificó en otoño de 2002. No hay ambigüedad. Lo que falta es la concreción de más datos. Si sabe el cuándo lo lógico es porque sepa el quién. Quizás por eso mismo no le montan la algarabía habitual cuando hace declaraciones, que sería lo normal. Máxime si fija la fecha antes de la guerra de Irak, entonces el tema estrella. Podría pensarse que Aznar se inventa esa fecha con esta finalidad. En este caso debería haberse producido el escándalo habitual en la izquierda. Nadie le pregunta ¿y cómo lo sabe?

    La hipótesis creo que casi única es que Aznar dijera el cuándo como modo de aludir al quién, que por fuerza conoce. Son declaraciones de poco antes de dejar el cargo. Quizás como un aviso, que se va pero se queda, que en caso de que intenten laminarlo políticamente de verdad, tendrían su respuesta. Si Aznar estuviera fijando el cuándo como modo de aludir al quién, hay que analizar lo sucedido en ese otoño de 2002. De reuniones secretas y conspiradoras no sabemos nada, ni por su carácter secreto tendría importancia que Aznar lo señalara públicamente, salvo que las desvelara.

    Sólo podemos fijarnos en qué sucedió públicamente en otoño de 2002. Yo no he hecho el trabajoso repaso de todo lo que sucedió con relevancia. Sí hay este dato cierto de que se producen cambios importantísimos en el Opus. Utilizando su lenguaje, el Opus se radicaliza, con la entrada en el poder de Isidre Fainé en La Caixa y del nieto de Prat de la Riba en la jefatura del Opus en España. Acontecimientos coincidentes en ese otoño de 2002. Más o menos desde esas fechas el tema catalán –creado hace cien años por el abuelo del jefe del Opus- es el asunto decisivo en España, y lo continúa siendo. Y el Opus es, con mucho, el mayor poder que hay en España, ahora bien visible. Y en el 11-M hay gente del Opus por todos lados, en variadas posiciones, según su táctica habitual, con una prevalencia tal que no puede ser casualidad. Salvo que alguien conozca otro hecho más relevante producido en ese otoño de 2002, a mí me parece redondo y con asas.

    Como decía, el hermetismo de Aznar hace que tengan más relevancia todavía sus declaraciones cuando son precisas. En su último libro, de hace un año, hace dos manifestaciones que son de la máxima importancia. Dice que él es un hombre del poder, que es su pasión, que le costaba muchísimo dejarlo, y que la mayoría de su partido quería que siguiera. Sabemos que el abandono de la presidencia era inevitable. Pero perder el poder no, de hecho sigue teniéndolo. Su voluntad en 2004 era mantenerse en el poder, ejerciéndolo a su modo, y quizás volver a él, que era joven para esos sucios menesteres. Por ello, es lógico pensar que tuviera pensado algo para despedirse a lo grande, para que luego fuera añorado, se sintiera su vacío y se reclamara su vuelta. La desarticulación de ETA sin duda serviría para ese fin, y más si se hacía con baraka, de modo que incrementara su carisma. Y esto enlaza con la otra manifestación que hace en su libro. Comentando la desarticulación de parte de la cúpula de ETA el día anterior a Leganés, Aznar viene a decir que la Guardia Civil le tenía prometida la captura de la cúpula de ETA. Las dos confesiones de Aznar dan pie a pensar que tuviera preparada una operación para desarticular ETA, con efectos electorales. Y que sobre ella alguien le montó el 11-M.

  12. Bruce.

    ¿No crees que todas las inteligentes preguntas que te haces sobre la actualidad tienen relación con el 11-M? Desde el 11-M todo es 11-M, hasta extremos insospechados pero bien claros. Por ejemplo, el último gran tema de actualidad: el ático de González y su frustrada candidatura a la presidencia de la comunidad de Madrid. Uno de los dos policías con los que se reunió fue el que resolvió mágicamente el 11-M, el que detuvo a Zougam a tiempo para las elecciones, el que le enlaza con la bomba de la comisaría de Vallecas: García Castaño. ¿Cabe algo más 11-M que la última actualidad? Resolver el 11-M es resolver los problemas actuales y viceversa. Quien hizo el 11-M no se evaporó, todo lo contrario, lo hizo para hacerse con el poder, con todo el poder. Y sigue en él.

    Me asombra y celebro que hagas esa serie de preguntas, porque prácticamente nadie se las hace. Nos imponen el atocinamiento colectivo. Está prohibido preguntarse en público por nada relevante. No vaya a ser que preguntando se busque la respuesta, y hasta se encuentre. A Sócrates le matan cada día. Nos llevan a la era de la brujería. Los acontecimientos del poder nos los presenta casi como hechos naturales, que suceden porque sí. A tus inteligentes preguntas se podrían añadir muchas más. Por ejemplo; ¿por qué abdicó el jefe del estado hace unos meses? ¿le han echado? ¿quién?, ¿por qué el nuevo jefe del estado hace de chofer de quien se declara enemigo del estado?, ¿por qué los medios del poder económico y de la derecha súbitamente han promocionado a Podemos? ¿por qué sucede desde hace unas semanas lo mismo con Ciutadans? ¿por qué si Artur Más es el enemigo declarado del estado, este no para de darle dinero?

    Yo estoy convencido de tener respuesta precisa a tus preguntas sobre estos acontecimientos tan paradójicos. Responden a los designios de un mismo poder, el poder que se hizo con el control absoluto en el 11-M.

    ¿por qué y cómo de la traición tremebunda de Rajoy? Porque obedece al Opus.

    ¿por qué y cómo de la entrega a PRISA? Porque PRISA en realidad es y ha sido siempre del Opus.

    ¿cómo se coordinan los nacionalistas en contra de España? Fundamentalmente por el Opus, especialmente los catalanes.

    ¿por qué Brufau (el poder económico catalán) va a ceder tan tranquilamente el poder de todo un REPSOL a Josu Jon Imaz, del PNV? Veremos si lo hace, como hoy anuncia CachoCaixa –Vozpouli-. Quizás porque desgastado el flanco catalán ahora vayan a atacar por el vasco.

    ¿por qué el imperio televisivo de Lara (supuestamente amigo del centro-derecha) es el gran impulsor del populismo comunista y de los medios más nazionalistas catalanes? Porque Lara ha estado a las órdenes de Fainé de La Caixa, y del Opus, con quien entre otras cosas está enormemente endeudado. A3 está dirigida por Javier Bardají, del Opus.

    ¿por que el imperio televisivo de los italianos y del PNV (Alejo Echevarría) es tan populista izquierdista? Más o menos por lo mismo que lo anterior. Aunque aquí habría que preguntarse, ¿por qué Berlusconi es el dueño de T5, y además saltándose la ley? ¿cómo es que un presidente del gobierno extranjero es propietario de la cadena líder de opinión pública? ¿cómo se consiente, por qué no protesta ruidosamente la izquierda? ¿sería concebible que Aznar fuera el dueño del principal medio italiano? ¿no será que Berlusconi ejerce de testaferro acordado de un poder español?

    ¿Quién echó al jefe del estado? El Opus, y descaradamente con Pilar Urbano. ¿Por qué hace Felipe de chofer de Artur Más? Porque se lo ordena el jefe de Artur Más, el que le puso a él en conspiración explicada por Zarzalejos, que formo parte de ella: el opusino Fainé de la Caixa.

    ¿Por qué promocionan a Podemos? Porque son elementos descarados de los servicios secretos, al servicio de la banca. Con su líder orgullo de ser hijo de un terrorista, del fantasmal FRAP. Control estricto de servicios secretos.

    ¿Por qué promocionan ahora a Ciutadans? Porque son de La Caixa, con su Albert Rivera que es trabajador de La Caixa en excedencia, con el iniciador y promotor de todo que es Francesc de Carreras, hijo del que fue presidente de La Caixa, que ejerce de antiseparatista cuando es descaradamente un separatista. Son Caixadanos.

    ¿Por qué si Artur Más es el enemigo declarado del estado, este no para de darle dinero? Por que lo imponen Isidre Fainé y el Opus, que son los jefes de Artur Más y manejan el gobierno central.

    Claro que puede parecer una solución demasiado simple, atribuyéndolo todo a una misma causa. Claro, así funciona el poder. En el franquismo todo se atribuía a Franco, aunque tenía menos poder del que se cree. Ahora cualquier designación se atribuye al dedazo de Rajoy, o antes al de Aznar. El poder es así, cuando en una gran organización, una gran empresa, nombran a un nuevo gran jefe, este dispone los cambios y de arriba abajo todos se someten dócilmente, y si no puerta. España está manejada por el Opus, en secreto, en una férrea y oculta tiranía, mucho más dictatorial que el franquismo. Y el tema del Opus es el separatismo catalán. Esta es la explicación a casi todo. Por supuesto, el Opus opera a través de pantallas, variadas. Paradójicamente, lo que más controla el Opus es la izquierda, porque esta se dirige completamente desde El País, que es del Opus, que fue quien lo fundó junto a Fraga, su extraño compañero de cama.

  13. La falsa bomba de El Pozo y otra posible bomba hecha desaparecer.

    La afirmación de Acebes en la rueda de prensa de las 13:30 afirmando que había 13 bombas tiene más relevancia de la que se le ha dado. Apenas se ha comentado. Recordemos, se habían producido 10 explosiones en los trenes, de las que luego hay constancia cierta, tanto por las víctimas como por los efectos en los vagones. Esto es lo único indudable.

    ¿Cuáles son la otras tres de Acebes? Hay una explosión controlada en el vagón 1 de Atocha, sin víctimas. Posteriormente se ve que ese vagón ha sufrido una explosión. Y hay imágenes en directo de periodistas –de CNN plus- diciendo que va a ver una explosión controlada y luego se ve humo saliendo de la estación de Atocha.

    ¿Y las otras dos? La versión oficial, y hasta la conspiranoica, dicen que hubo una explosión controlada en el andén del Pozo, de una mochila que encontró el policía municipal Jacobo Barrero en el vagón 3 de El Pozo. De esta bomba no hay ninguna imagen, ni tampoco de los efectos de la explosión. Por otro lado, en Atocha hubo lo que Bermúdez llama una “falsa alarma”, con una mochila que se creyó que contenía una bomba y fue detonada, comprobándose que no había nada. De esto no hay imágenes ni prueba alguna.

    Con todo esto tendríamos las 13 bombas de las que habó Acebes, aunque una falsa. Esta falsa luego se descuenta y se vuelve al número de 12 bombas. Pero Acebes dice que estas tres eran bombas-trampas con temporizadores. Y que “algunas de ellas” se han hecho explotar controladamente, no consiguiéndose el objetivo. Por tanto, Acebes habla de al menos alguna bomba que se ha conseguido desactivar, consiguiéndose el objetivo. El objetivo, claro está, es desactivarla de modo que no se volatilice y aporte a la investigación las pistas que contiene. Por lo que luego sabemos esto no se produjo, no hubo tal bomba desactivada.

    ¿Qué pasó con esa bomba desactivada que menciona Acebes? Podría pensarse que simplemente Acebes se equivocó, por el motivo que fuera. El número de bombas que cita, 13, coincidiría con las 10 que explotaron, y esas tres controladas. Y de este modo asunto resuelto. Sería la versión ingenua. Creo que está bien probado que en el 11-M no hay ingenuidad alguna, por parte de nadie.

    Acebes habla con precisión de las 10 bombas que explotaron en los trenes, con exactitud sobre donde explotaron, situándolas en cada tren. Sin embargo, es impreciso sobre las 3 explosiones controladas, sin precisar donde. Sobre las bombas no controladas por la policía es preciso, sobre las controladas por la policía es completamente impreciso. Debería ser al revés. Esto es significativo.

    Fijémonos primero en la que Bermúdez denomina “falsa alarma”, la falsa bomba que contenía libros, o, en otra versión, comida. Que yo sepa no hay datos de ella en el sumario. Creo recordar que tampoco en los medios en los primeros días. Es como una leyenda, que sólo se sustenta en afirmaciones de los altos mandos policiales en la Comisión de Investigación, reseñada por Díaz Pintado. En el auto de procesamiento no se dice nada de ella; por lo que acabo de comprobar, al menos donde debería, en la parte de las actuaciones de los Tedax. Por supuesto, no hay imagen alguna, como de nada de la investigación. Como no ha tenido repercusión alguna en la versión oficial, ni en su crítica, ha sido un asunto olvidado. Sin embargo, Bermúdez tiene interés en reseñarlo: “También fue encontrado un segundo objeto sospechoso en el segundo vagón por el subinspector número 66.618, pero resultó ser una falsa alarma.” Nótese la ambigüedad de Bermúdez: “objeto sospechoso”. No dice mochila, no precisa. No dice qué hicieron con el objeto, simplemente falsa alarma. El Tedax en el juicio dijo brevemente: “personalmente me dirigí a él y procedí al procedimiento operativo”. Como se ve, todo bastante vaporoso.

    La mochila de El Pozo. Nadie ha discutido su existencia. La detonación se realiza a campo descubierto, visible desde múltiples sitios. En ese momento los medios de comunicación estaban presentes en los lugares del atentado. No hay ni una imagen. No hay huellas de la explosión. No hay constancia en los medios de los desalojos que dicen se produjeron al hallar la bomba. No hay testimonios imparciales, de ciudadanos, de la operación oficial, y debería de haberlos Se dice que produjo un crater, pero, salvo error mío, no hay ni una imagen. Es la bomba que encuentra el municipal Jacobo Barrero. En este punto la versión oficial es un puro disparate, pese a la irrelevancia en la investigación. El municipal la encuentra en el tren, con increíble estupidez la saca y la lleva al andén, donde están los heridos. Él dice que se lo dijo a un policía y se fue. Luego la encuentran otros policías nacionales, sin estar avisados por otros. Y hasta otros policías distintos también la encuentran, cada uno por su cuenta. Las versiones entre ellos son contradictorias y no hay modo de encajarlas. El propio Barrero se contradice. Por ejemplo, una vez dice que le informaron por radio que una hora después la explotaron los Tedax, otra que él mismo oyó la explosión. En el juicio se inventa Tedax misteriosos y de paisano a los que avisó. El colmo llega con los Tedax que la habrían detonado. Tiempo después acuden a Del Olmo y le hacen un dibujo. Al día siguiente le presentan otro dibujo de la bomba, contradictorio con el anterior, cambiando los cables negro y rojo (que según los cánones de la versión oficial son propios de ETA) por azul y rojo (islamista, según esos cánones), añadiendo una metralla imposible de ver, y que no hubo en las bombas. También cuentan que antes de detonarla estuvieron en contacto con los Tedax que hicieron lo mismo en Atocha, con versiones confusas en que no se sabe cual explotó primero, ni quien informaba a quien. Cuadro Jaén, Comisario General de Seguridad Ciudadana, del que dependían los Tedax, dice que estuvo presente. Pero como si pasara por allí, sin interés, sin dar ningún dato. Mientras en la mochila de Vallecas presume de una participación activa, aquí es un espectador que no ve nada, como si no tuviera importancia. Dice que durante la operación informó a Díaz Pintado, pero este no dice nada al respecto, y cuenta el número de conversaciones que tuvo con Cuadro, de manera que no hubo tal llamada. En resumen, no se han tomado ni la más mínima molestia en cuadrar mínimamente la versión oficial sobre la detonación de El Pozo. Al contrario, parece que deliberadamente añaden contradicción sobre contradicción.

    Si seguimos la lógica cartesiana de no dar nada por probado de lo que no haya prueba, no hubo ninguna bomba explotada controladamente en El Pozo. Todo indica que la mochila detonada en El Pozo es falsa, que nunca existió. Como no juega ningún papel en la versión oficial, ni apenas en su crítica, el asunto no se ha tratado. Si no tiene relevancia y si consideramos que su existencia es inventada, ¿por qué lo harían? En principio no se le ve ningún sentido, y quizás por ello se halla olvidado.

    ¿Cuál es la mochila número 13 de Acebes, a la que antes se hizo referencia? Sabemos bien cual es el procedimiento habitual en las investigaciones: inventarse pruebas. En una primera crítica a la versión oficial se tenía a los peperos, y especialmente a Acebes, como seres ingenuos que no se enteraban de nada. Con el tiempo se ha visto que es todo lo contrario, que como poco son tan astutos y falsos como los demás. La mochila número 13 de Acebes es una bomba falsa, como la de Vallecas. Inventada con el mismo fin de dirigir la investigación. En el caso de Acebes es una bomba vacía, no creada, simplemente le hace el hueco oficial para luego colocarla. Por eso habla Acebes de que en alguna bomba se ha conseguido el objetivo de desactivarla. Ya tenía preparada la excusa para colocar una falsa bomba y dirigir con ella la investigación a donde le interesara.

    Esa mochila número 13 de Acebes sería la que luego fue desactivada de El Pozo. Sólo que le reventaron la operación rápidamente. Y después se inventaron la historia que nos han contado. Hay un dato muy interesante. Acebes anuncia la mochila 13 a las 13:30 horas en la rueda de prensa. Minutos después, a las 13:52 hay una declaración sumarial del policía nacional, nº 83.332, que encontró la mochila en el andén. Extrañísimo caso, creo que único en el sumario, de tan pronta declaración. ¿Cuál es su finalidad? Todo indica que hacerse con esa falsa bomba inventada por Acebes, reventarle la operación, apropiarse del hueco a la falsa bomba del ministro. Se trata de un policía “Alazán”, unidad creada por Rancaño, jefe superior de policía de Madrid, justo unos días antes del 11-M. Una unidad en motocicleta, de acceso rápido a cualquier sitio. Rancaño luego fue contratado por La Caixa como jefe de seguridad. En todo esto sigo los datos de Ignacio López Brú en “Las cloacas del 11-M”. Desconozco el contenido exacto y las circunstancias de la declaración, si alguien las aportara sería de agradecer, así como las del municipal. Siguiendo al alter ego de Philidor, este policía habla de una bolsa de basura azul y de un teléfono móvil. Dice que se la encontró en el andén, sin hablar del municipal Barrero. Este declara también con prontitud, al día siguiente, posiblemente para contrarrestar la declaración anterior e intentar por cuenta de Acebes controlar el asunto.

    El caso descrito tiene su lógica, ya conocida en estas luchas de poder. Los adversarios de Acebes se podían imaginar que este en la rueda de prensa intentara dirigir la investigación. Estarían preparados y según oyen la mochila 13 mandan al alazán motorizado a que se haga con ella y la sitúe en El Pozo. Posiblemente y desde un primer momento ya le habían tendido la trampa a Acebes de la falsa detonación de la mochila del vagón 2 de Atocha, devenida luego en mero objeto sospechoso. Contando con esta, Acebes se inventa la 13. Y le responden con el Alazán.

    Hay una muestra de que esa bomba 13 inventada por Acebes estaba dirigida a ETA, y que es la de El Pozo. En la tarde noche del 11-M hay medios que informan que el explosivo de la mochila de El Pozo es Tytadine con nitroglicerina, es decir, ETA. Lo he encontrado en ABC y LD:

    “ AGENCIAS
    Actualizado 11/03/2004 – 22:14:37

    El análisis de un artefacto colocado junto a una valla de la estación de El Pozo y explosionado por la Policía ha podido determinar que el explosivo estaba compuesto por una mezcla de unos cinco kilos de titadine y nitroglicerina considerada “típica de ETA”.”

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-11-03-2004/abc/Nacional/los-terroristas-querian-volar-dos-trenes-dentro-de-la-estacion-de-atocha_962387243471.html

    http://www.libertaddigital.com/nacional/investigacion-el-gobierno-desmiente-categoricamente-que-haya-un-suicida-entre-las-victimas-1276217450/

    No sé si este es el primer momento en que se habla de la bomba detonada en El Pozo. Como expuse antes, Acebes es impreciso. Sería interesante determinar cual es el primer momento en que sale a la palestra la bomba de El Pozo.

    11/03/2004 – 22:14:41

    ,”13 mochilas, diez de ellas con entre 8 y 10 kilogramos
    de explosivo, fundamentalmente dinamita, y las otras dos con entre
    11 y 12 kilos de explosivo “titadine” y nitroglicerina.
    Además de las bombas que explosionaron, los artificieros explosionaron de forma controlada otras tres bombas.”

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-11-03-2004/abc/Nacional/una-supuesta-carta-de-al-qaida-reivindica-el-atentado-de-madrid_962383303108.html

    La bomba presuntamente desactivada en el Pozo es la única de la versión oficial que es una mochila, una mochila en forma de mochila tradicional. En esto es en lo único que coinciden la versión de los policías nacionales y el municipal Barrero. No sé si el primero en decirlo fue el Alazán. En la versión oficial hay tres tipos de bolsas-mochilas bombas. Esta mochila de El Pozo, la bolsa de Vallecas, y una mochila escolar, que es la detonada en Atocha. Algo que se olvida, y se suele considerar que todas fueron oficialmente como la de Vallecas. ¿Por qué la de El Pozo es mochila?

    Como sabemos y debería ser notorio, luego en la rueda de prensa de las 8 de la tarde, Aznar y Acebes islamizaron el atentado con la cinta de la Kangoo. Es posible que todavía hicieran tentativas, ya islamizado, de añadirle la parte etarra, la x en la quiniela del terror político. O quizás hubiera divergencia entre los clanes peperos, unos decididos a la rendición incondicional y otros buscando todavía el empate.

    Esta hipótesis de que Acebes estuviera intentando inventarse la mochila 13 tendría el apoyo de los mensajes posteriores que le mandan. Como señala López Brú en este hilo. El mensaje del hermano de Belloch, que además aprovecha para convertirla en la de Vallecas. Y el del socialista Cuesta en la Comisión preguntándole quién le dijo lo de la 13, con la reveladora callada por respuesta. En la comparecencia de Zaplana, el socialista Rascón Ortega afirmó tajante y sorprendentemente que no hubo bombas-trampa, se produjeron rumores, y Zaplana lo dejó pasar sin contestar. También otro mensaje de Rancaño en la Comisión, diciendo que se desactivaron dos bombas, que no recuerda si por El Pozo y Santa Eugenia. También debió haber juego de cloacas por Santa Eugenia, que luego no ha trascendido:

    “Según informó la agencia Europa Press, hay dos individuos sospechosos a los que busca la Policía. Los terroristas habrían sido vistos bajando y subiendo cuatro veces de un tren en la estación de Alcalá de Henares, motivo por el que la Policía buscó durante toda la mañana un cuarto artefacto y por el que se procedió a desalojar un bloque entero de viviendas situado frente a la estación de Santa Eugenia, concretamente en la calle Castrillo de Aza números 2, 4 y 6.”

    http://www.libertaddigital.com/nacional/investigacion-el-gobierno-desmiente-categoricamente-que-haya-un-suicida-entre-las-victimas-1276217450/

    Por supuesto es una hipótesis. Basada en datos ciertos que no han tenido ninguna explicación: 1) Que Acebes se inventa una bomba 13. 2) Que esta bomba 13 dice que ha sido desactivada, y, por ello, puede dirigir la investigación al modo de luego la de Vallecas. 3) Que no hay ninguna prueba de que en El Pozo se desactivara bomba alguna, cuando debería ser muy fácil y accesible tenerlas, tanto a la policía como a los medios. 4) Que la versión oficial de esta mochila desactivada está plagada de contradicciones e incongruencias, y que parecen hacerlas deliberadamente, en vez de cuadrar los datos.

    En este juego siniestro de bombas de las primeras horas, hay que recordar el único dato seguro del 11-M, aparte desgraciadamente de las explosiones y las víctimas. Único dato cierto y completamente desaparecido, un verdadero agujero negro. Es el Ford Fiesta rojo de la gasolinera de la estación de Atocha. Fue retransmitido en directo. Hay imagen de los policías inspeccionándolo. No se sabe que contenían ni que fue de él. Ni rastro en el Sumario. Y seguramente habrá grabación de la cámara de la gasolinera. Tal completa desaparición indica un fortísimo interés en su evanescencia. Lo más lógico es pensar que porque perteneciera a una posible operación Aznar sobre la que otros montaron el 11-M. Un coche para la huida y posterior apresamiento, o para bomba trampa, destinada a ser desactivada.

  14. La misteriosa bomba de IFEMA.

    Creo que no me he explicado bien. Mi hipótesis es que perteneciera a una posible operación de Aznar previa al 11-M y sobre la que otros montaron el atentado conocido. Una bomba destinada a no explotar y con ella luego dirigir la investigación de esa operación Aznar, llegando a ETA, o a ETA con islamistas. Sería un resto de esa operación Aznar, una bala con la que se hicieron los que organizaron el atentado para atribuírselo a Aznar. Este estaría mortalmente interesado en hacerla desaparecer. Y los otros en chantajearle con ella. Los datos que recuerda Ignacio López Brú en el hilo, esas referencias que se hacen a una bomba misteriosa en IFEMA, serían un modo de aludirla, de recordárselo a Aznar. El más fuerte de todos es el de Corrales, con Larumbe. Hablan claramente de la existencia de una bomba conocida en IFEMA, que se está buscando. Hay que tener en cuenta que esas declaraciones de Corrales son de años después. Corrales es un confeso cagado de miedo ante los manejadores del 11-M. Sus declaraciones en ABC en julio de 2004 son explícitas. Y se moría de miedo porque simplemente le atribuían una negligencia al encontrarse huellas de moritos en un coche con ocasión de la boda del príncipe. Miedo también fácilmente apreciable en el juicio del bórico, donde entre el público se comportaba como un forofo, gesticulante, sobreactuando, para complacer a los defensores de la versión oficial. Si tiempo después habla de esa bomba de IFEMA seguramente es porque se lo mandaron los que controlan la versión oficial, y con alguna intención.

    Los comentarios atribuidos a los peperos, especialmente ese “ya estamos tranquilos, por que ya ha aparecido”, se han interpretados como referidos a la mochila de Vallecas, que esperarían. Esto no tiene mucho sentido, cuando es aquella bolsa bomba con la que les dan la puntilla. Sin embargo ese alborozo sería normal si se refirieran a una bomba de una posible operación Aznar, con la que les podrían atribuir el atentado. En este caso es completamente lógico el alborozo: “ya estamos tranquilos”. Además, Cospedal habló de una mochila-mochila, tipo americano, como la de El Pozo, no como la bolsa de la comisaría de Vallecas. Si fueran ciertos esos comentarios de que era una mochila verde, por tanto distinta de la azul de la de Vallecas, abundaría en lo mismo. Una mochila verde que se localizó y habrían llevado a analizar y desapareció para siempre. La orden de Díaz de Mera de que perros policías buscaran la bomba, si realmente sucedió, sería el modo de ratificar que no hubo tal mochila-bomba y bien desaparecida estaba. El “extraño periplo” tendría la función de aludir en un sí es no es al posible paso de una bomba por IFEMA, no habiéndose determinado por la versión oficial si la de Vallecas pasó por allí, dejándolo en el aire. El señalamiento de que la bomba de Vallecas no pasó por IFEMA, y por tanto de la que se habló allí es otra, se lo encomiendan a Rancaño, el de La Caixa, cuando afirma que procedía directamente de los trenes. En esta hipótesis es posible que en esa larga noche de IFEMA se produjera un juego de tahúres. Consistiría en que unos entregaban la bomba de IFEMA a cambio de que los peperos dejaran colocar la de la comisaría de Vallecas. No se fiarían unos de otros. La operación debía ser simultanea, mientras con una mano se pasaban una mochila bomba con la otra hacían lo mismo con la bolsa bomba. En la formalización de este acuerdo debieron entretenerse. El momento definitivo del intercambio de mochilas serían las 21 horas, cuando dicen que salieron de IFEMA. El anuncio de la mochila de Vallecas a las 21:10 por el opusino Apezarena en la COPE sería la publicidad para enterados de que el acuerdo estaba ya suscrito por ambas partes.

    Todo lo expuesto podría también tener sentido si en vez de una posible bomba procedente de una operación Aznar previa al atentado fuera un intento de este por colocar posteriormente una bomba que dirigiera la investigación, la 13 de Acebes, u otra si consideraban que les habían reventado la operación con la historia de El Pozo. Pero teniendo en cuenta que Aznar y Acebes en la rueda de prensa de las ocho de la tarde ya habían aceptado islamizar el atentado, esta última hipótesis tiene menos fuerza.

    Desde luego que son elucubraciones. El dato cierto es que Aznar en la rueda de prensa de las tres de la tarde rechaza el pacto con los autores del atentado. Y cinco horas después se les ha rendido públicamente. La existencia de una bomba con la que le podrían atribuir el atentado desde luego explicaría el vuelco. También es seguro que en IFEMA hubo extraños movimientos. Por cierto, la policía que estaba allí era la UIP, mandada por el ahora DAO Eugenio Pino, nombrado por el opusino Fernández Díaz. Ese revuelo en IFEMA nunca lo han aclarado, no hay datos aunque sí comentarios. Allí estaba Cospedal, como subsecretaria del ministerio del interior, saliendo disparada a rutilante y poco justificada carrera. Seguro que podría aclarar mucho.

    La bomba detonada en el vagón 1 de Atocha en principio no puede cuestionarse, pero conociendo las innumerables falsedades de la versión oficial obliga a ponerla entre paréntesis. Yo no encuentro ningún sentido conspiranoico a esto, pero seguramente lo hay. La explicación habitual es que si era una bomba perteneciente al atentado se aprestaran a hacerla desaparecer para que no dejara rastro y poder montar la versión oficial. Lo mismo podría pensarse, quizás con autoría de otros, en el caso de que perteneciera a una posible operación Aznar previa al 11-M. De todos modos, basta está declaración del entonces máximo jefe policial para preguntarse si hay algo en la trastienda:

    Díaz Pintado: “Ya había reacción por parte de servicios sanitarios, carreras y mil problemas, pero al final desalojamos aquello a petición de la propia policía, de la propia UIP, porque había detectado una bolsa que podía contener explosivos y entonces ordenaron el desalojo rápido porque la situación en ese momento era muy poco adecuada para estudiar otras soluciones y sobre todo pensando que se podía tratar de una bomba-trampa. Eso fue quizá lo que hizo que actuaran más contundentemente. Entonces abandonamos la zona. No teníamos facilidad de comunicación y estuvimos en el Ministerio de Agricultura.”

    Que el máximo jefe profesional de la policía se quite de en medio, o le quiten, cuando se está desarrollando la más importante operación policial, que podría llevar a los autores del atentado, comportándose como si fuese un mirón de obra, dice mucho sobre la turbiedad del asunto. Parece que no quiere saber nada del caso, lo abandona. Y señala a la UIP, del ahora DAO Eugenio Pino, que estaban a sus órdenes pero parece que le mandaban a él.

  15. Ralf, sí hay evidencia de la explosión de una bomba en el andén de El Pozo. Hay fotos del cráter. Hay fotos del vagón situado en frente, hay fotos del muro. Hay presupuesto de reparación del andés, e incluso, si no recuerdo mal, fotos del anden años después de la reparación en la que se observan las marcas de la misma.

    Y creo que hay muchos testimonios de que efectivamente se produjo una explosión al intentar “desactivarla”. En cuanto a las bombas de Atocha, el video existe. Otra cosa es que no se haya hecho público. Tampoco se verá gran cosa porque las cámaras sólo cubren los andenes.

    Por lo demás lo del “alivio” por encontrar la decimotercera mochila en mi opinión es una intoxicación para meter subliminalmente las mochilas de Baqueira, que ni existían, ni eran trece. Pero la precisión es indiferente en esto de lo subliminal.

    Veo que nadie se atreve a aventurar por qué hicieron una falsa mochila de Vallecas con una bolsa de deportes, idéntica a la de la tienda de c/ Caravaca, cuando los único datos conocidos de las posibles bombas indicaban mochilas de las que se cuelgan al hombro. Y además de color diferente. Si la mochila/bolsa de Vallecas fuese auténtica se podría pensar que no tenían por qué ser todas iguales, pero ¿si es falsa?¿por qué no hacerla lo más parecida posible a las que ya se conocían?

    Y otra pregunta. Hubo un mini debate sobre si el 23-F triunfó o no (el debate no se planteó así, pero se puede reducir a eso). ¿El golpe del 11-M triunfó? La pregunta es trampa. Puede haber más de una operación o golpe camuflado en el 11-M. Es muy posible que unas triunfasen y otras no. Por ejemplo, el que crea que la operación tenía como objetivo romper España, cambiar el sistema del 78, dar un vuelco a las elecciones, etc. puede reflexionar si cree que se logró o no.

  16. ¿Tienes esas fotos de lo de El Pozo y los testimonios? Que yo recuerde, sólo hay la foto del andén de años después, hecha por Lesconil, en que se ve una especie de pequeño revoque.

    He estado buscando el informe Lookfor en la red y no lo encuentro. ¿Lo tienes?

  17. Sobre si se logró o no el objetivo del atentado, que me parece claro es la destrucción de España como nación para la cosa catalana, es evidente que por su propia naturaleza no es algo que se consiga de golpe, requiere como ellos dicen de un proceso. Y estamos en ello, veremos si lo consiguen. El debilitamiento de España, la ruina económica por la deuda, que es parte del proceso, la crispación, el crear enfrentamientos artificiales pero fuertes, es evidente que lo han conseguido. En este proceso hay objetivos primeros y el último. El primer objetivo era el efecto electoral. Este le consiguieron, aunque no sabemos si su propósito era laminar completamente al PP, en cuyo caso no del todo. Otro objetivo era la conquista total del poder y expulsar a Aznar de él, dado que este intentaba constituirse en poder autónomo dentro del régimen. Este objetivo lo consiguieron plenamente y siguen en el poder hasta que no se les eche. Laminar por completo el poder de Aznar no sabemos en que medida lo han conseguido, aunque sin duda en gran parte.

    “Puede haber más de una operación o golpe camuflado en el 11-M.” Yo creo que hay dos: una operación Aznar para que de resultas de ella colgarse la medalla de la desarticulación de la cúpula de ETA, o de ETA con islamistas, y sobre ella el atentado conocido. La confluencia casual de dos operaciones en similar sentido, al modo de cómo nos cuentan del 23-F, me parece inverosímil en un atentado. No veo a distintos grupos terroristas, grupos de poder, que confluyan como por causalidad en un atentado. En caso de que te refieras a esto.

    En la mochila bomba fantasma de IFEMA no veo el interés por colar de forma subliminal la 13 de Baqueira. Como dices, las de Baqueira eran 12, aparte de que eran tan fantasmales como la de IFEMA.

    Buena pregunta la de porqué hacen la mochila de Vallecas fuera una bolsa cuando la dos supuestamente detonadas no lo eran. Pero ¿cuál fue oficialmente la primera de la que hay constancia? ¿Cuándo hay reflejo en el sumario de la detonada en el vagón 1 de atocha y de la de El Pozo? El Alazán de el Pozo hace su declaración el 12 por la mañana, ¿describe la mochila? No sé si estás indicando que pudieron poner una bolsa en la de Vallecas buscando la asimilación con la de la calle Caravaca. Creo que en esa tienda hubieran podido colocar luego el tipo de mochila que les diera la gana. Por cierto, si no me equivoco no hubo investigación alguna sobre la posible procedencia de esa bolsa, quien era el fabricante, en que sitios se distribuía. No sé si ese modelo de mochila era de poco venta y especial.

  18. LA BOMBA INVENTADA EN EL POZO.

    La supuestamente explotada por los Tedax.

    Sí hay una foto “de ella”. Está en el informe pericial conjunto de policía y guardia civil realizado en mayo de 2005, tomo 145 del sumario. Se puede ver aquí:

    http://josemariadepablo.com/2014/03/10/lo-que-contaron-los-tedax-del-11m/

    En la foto se ve un agujero en el suelo, de considerable tamañao, dos paras de pies calzados, y una mano sosteniendo una bolsita de plástico transparente.

    Si no me equivoco, esto es todo lo que hay. Esta es toda la prueba de la explosión de esa supuesta bomba.

    Evidentemente, la foto puede corresponder a cualquier sitio. A El Pozo o al jardín de Aznar, o de Zapatero o de Bermúdez. La foto no prueba nada.

    En el informe pericial conjunto lleva este pie de foto: ““Vista del crater producido por la explosión”

    El abogado de Pablos, a quien corresponde el enlace con la foto, es mucho más fantasioso y escribe: “Los subinspectores tedax con carnet profesional 54568 y 65255 recogen piezas de convicción en el cráter de una de las explosiones del tren de El Pozo (foto incluida en el Folio 53835 del Tomo 145 del Sumario del 11-M).” Pueden ser los pies de los subinspectores, o los de ZP o los de De Pablo.

    Si uno se fija, esa foto más bien prueba que no hubo explosión alguna por los Tedax en El Pozo. Y más aún prueba que esos pies no son de los tedax recogiendo muestras. Aparte la ausencia de fotos con una vista general en que se vea que pertenece a la estación de El Pozo. Alrededor del hoyo se ve que el pavimento que habría está completamente levantado, hay un círculo bastante redondeado y a partir de él y bien delimitado un suelo sin nada de pavimento, como de un terreno sin tratar. Los cráteres de las explosiones de bombas no producen esos efectos, no levantan el pavimento a su alrededor, y en círculo bien delimitado. Hay un área de estragos que progresivamente queda menos perjudicada por la bomba. Basta con poner en google “crater bomba atentado” y dar a imagen para que salgan muchas fotos que lo demuestran. Esta de un atentado de marca etarra en Santoña, y otra:

    http://www.telemetro.com/internacionales/ETA-militar-tercer-atentado-horas_0_79492105.html#.VPuzUdKG-So

    http://www.fotobazar17.com/2009/07/crater-causado-por-la-explosion-de-una.html#.VPu0g9KG-So

    El hoyo de la foto oficial, tan bien delimitado, no es de una explosión, estos no son sus efectos. En el mejor de los casos sería una explosión muy dirigida, que no es el caso de la oficial.

    El terreno alrededor del hoyo, en la foto oficial, si se correspondiera con la estación de el Pozo, está como si lo hubieran levantado posteriormente, quitando el pavimento. En este caso sería imposible que los de la foto fueran Tedax recogiendo muestras, pues no dejan que se manipule el escenario antes de su trabajo.

    Esa foto la han colado de matute y no tiene nada que ver con el atentado.

    En el informe pericial conjunto hablan de los daños producidos por la supuesta explosión en el vagón que estaría enfrente, aportando una foto. Dicen: “La onda explosiva produjo, además, daños poco significativos en el vagón que se encontraba enfrente (vagón nº 3) consistentes en perforaciones en la chapa por los proyecciones de la metralla que incorporaba el artefacto, y rotura de varios cristales”.

    No sé si esto de los “daños poco significativos” es un reconocimiento de que no hubo esa explosión a escasos metros.

    Se ven ocho ventanas rotas, pero esta rotura puede ser por cualquier causa. Si no veo mal, están los cristales completamente quitados, prueba de que son posteriores al trabajo de limpieza de ellos. Las perforaciones en la chapa por metralla no se aprecian, ni aporta foto de detalle, que sería bien fácil. Y si hubo perforación por metralla debían haber recogido esta, cosa que no aparece. Aunque esto último ya sabemos que es norma habitual.

    Son más pruebas de que no existíó detonación controlada en el Pozo.

    TESTIMONIOS DE LA EXPLOSIÓN.

    No hay documento gráfico alguno de ella. Y debía de haberlos, y abundantes y claros por ser un lugar abierto, accesible a todos desde diversos puntos y sobre el que estaba la atención de los medios.

    Testimonios de personas no hay, que yo sepa, más que los muy especiales de la versión oficial. Hay el testimonio del Tedax que presuntamente la desactivó. Tiene credibilidad cero. Aparte por ser la norma de la versión oficial, el propio Tedax cambió su testimonio sobre la bomba de un día para otro, haciendo dibujos contradictorios.

    Hay un testimonio muy pero que muy especial. El del desvaído héroe que encontró la supuesta bomba, el misterioso policía municipal, joven y novato. En un reportaje el 18 de marzo en El País le hacen contar esto:

    “Al día siguiente (el viernes 12) acudió a la estación para cerciorarse de que la mochilla que él había hallado era realmente una bomba. Un pequeño cráter y las baldosas levantadas junto a la papelera se lo confirmaron. “Sólo tengo ganas de volver a la normalidad y olvidar este terrible suceso. Cada día duermo peor”, explica el policía.
    http://elpais.com/diario/2004/03/18/espana/1079564433_850215.html

    Ya hemos visto que su testimonio esta lleno de contradicciones, entre sí y con las de otros, que lo va variando e introduciendo elementos nuevos y novelescos. En ese mismo artículo:

    “Tuve que coger en brazos a una chica que iba con muletas porque la pobre iba muy despacio”, explica Barrero

    En reportaje del 14 de marzo, incluyendo foto con Gallardón:

    «Estábamos en la estación de El Pozo sacando cadáveres. Mi compañero estaba rastreando el piso de arriba del tren y yo, el de abajo”

    http://www.peones-negros.com/docs/Hemeroteca/El_Mundo/14marzo2004_p11.pdf

    Creo que esto es todo lo que hay, que muestra que no hubo ninguna explosión controlada en El Pozo, que es un invento de la versión oficial, otro más.

  19. CONSECUENCIAS DE QUE NO HUBO EXPLOSIÓN CONTROLADA DE UNA BOMBA EN EL POZO.

    Hay una primera y posible gran consecuencia. Se trata de la muestra del famoso polvo de extintor. Yo no tengo claro de donde procede oficialmente, aunque tengo muy claro que se la han sacado de la manga, como todo. Se la conoce como foco 3 de el Pozo, y muestra M-1. En el informe pericial Q 1 realizado sobre ella, el día 12, no se dice de donde procede, ni siquiera se dice el tren. La perito en el juicio dice que cree que procede de El Pozo. El informe de los peritos en el juicio reseña que en la bolsa que lo contiene no se dice nada, pero llega en un sobre con la inscripción de El Pozo.

    El abogado De Pablos en su querella contra Manzano asegura que procede de la exposión controlada de El Pozo, usandose el extintor para apagar el fuego producido con la detonación. No sé de donde lo saca.

    http://estaticos.elmundo.es/documentos/2009/07/08/querella_manzano.pdf

    Bermúdez en su sentencia dice que procede de El Pozo, sin especificar el foco: “Ésta muestra, que era el polvo de un extintor usado en la estación de El Pozo,”

    Si esta famosa muestra procede de la supuesta explosión controlada –algo que me parece queda indefinido en la versión oficial- da la coincidencia que es la única que se mandó a analizar el día 11. Algo que siempre ha sido un misterio y nunca han explicado. Y también coincide en que es la muestra en que los peritos en el juicio encuentran los componentes del Tytadine. Mucha maniobra orquestal en la oscuridad y mucha soterrada dirección de la conspiranoia desde los autores de la versión oficial. El Tytadine de la versión alternativa tendría un origen espúreo, para no llevar a nada. Mucha gente cree que en los trenes estalló explosivo plástico en los trenes. Esa fue la impresión que confesó el jefe de los Tedax de Madrid, Cáceres Vadillo, al ver los efectos de las bombas sobre los trenes, explicando que este corta y no muerde.

  20. Sobre la mochila de la comisaría de Vallecas creo que hay una prueba boba pero bastante fuerte, ya muy comentada, de que no existió físicamente, que fue un paripé. Es la foto de la metralla:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/30/enespecial/1080609953.html

    Todos los clavos perfectamente limpios, sin rastro alguno del explosivo gelatinoso en el que supuestamente estuvieron introducidos. No se explica que se tomaran la molestia de limpiarlos y hasta darles brillo. Desde luego ningún interés para la investigación, todo lo contrario.

    Y la ausencia inexplicable de imágenes de la mochila en acción. Al Centro Nacional de Ilusionismo, que le llamaba PJ, le gustan mucho estos efectos especiales.

  21. La explosión de la bomba del andén de El Pozo se realizó bajo la protección de una manta de Kevlar, lo que explicaría las diferencias de sus efectos con los de otras explosiones de bombas en el suelo.

  22. Que yo sepa no hay ningún dato oficial de que la explosión se realizó bajo la protección de una manta de Kevlar. Desde luego no lo dice el Tedax que supuestamente la detonó y la habría puesto, ni el informe pericial conjunto oficial. Ni por supuestísimo hay documento gráfico alguno. La manta de Kevlar es tan solo una hipótesis, si no recuerdo mal propuesta por Zepol en el blog de LdP, para intentar explicar lo inexplicable: que esa explosión no provocara los daños consecuentes en el vagón que estaba enfrente.

    Y si hubiera habido esa manta de Kevlar entonces habrían recogido los restos del aparato explosivo, que tal manta impediría se volatilizaran. Lo que no sucedió.

  23. ¿Se ha inventado el opusino Fernández Díaz una detención de dos moritos que no existió?

    Hoy es aniversario del 11-M. Ayer el País cargaba de madrugada contra Fernández Díaz con el asunto Villarejo. Luego por el día Fernández Díaz anuncia la detención de dos moritos peligrosísimos, en una de esas habituales operaciones. Pero no han dado los nombres de los moritos, ni iniciales, ni localización de la operación –más que la televisiva barriada de El Principe en Ceuta-, ni dato alguno. ¿Por qué? ¿son fantasmas?

    Aquí está el video que han difundido de la operación.

    10/03/2015 18:41 horas
    http://www.elmundo.es/espana/2015/03/10/54fe7116ca474195678b456c.html

    http://politica.elpais.com/politica/2015/03/10/actualidad/1425942830_948869.html

    El azulejo exterior de la casa y la verja son iguales que los de la operación del día 24 de enero, cuando detuvieron a cuatro, también en la barriada del Principe, aprovechando la estela de los atentados de París. Uno de esos peligrosísimos rápidamente puesto en libertad por el juez al ser disminuido psíquico.

    La toma de la operación de ayer es del ángulo inverso que la de esta. ¿Han aprovechado tomas distintas de la misma operación, atribuyéndola a dos? Porque parece la misma casa.

    24/01/2015 21:11 horas
    http://www.elmundo.es/espana/2015/01/24/54c342d2e2704e9f4c8b456d.html

    El medio del Opus el Confidencial Digital lo adereza con llamadas a Siria para organizar un atentado:

    “Llamadas telefónicas a Siria para organizar un atentado en España”
    http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/Llamadas-telefonicas-Siria-organizar-Espana_0_2451354865.html

    No sería raro que por urgente conveniencia del ministro opusino se inventaran unas detenciones, al no darle tiempo a realizarlas.

    ¿Son lo mismo todas las historias oficiales de yihadistas?

    Juzguen ustedes mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s